Loading...

martes, 6 de enero de 2015

Meluk le cuenta... (¡Teo!)


Ser elegido como el mejor futbolista de América en el continente es un logro mayúsculo

Los ignorantes del fútbol deben estar con la cabeza cuadrada. En un país de regiones como el nuestro, tal condición se ha convertido en la excusa fácil para restarle méritos a un jugadorazo de fútbol llamado Teófilo Gutiérrez. Colombiano come colombiano...
Ser elegido como el mejor futbolista de América en el continente es un logro mayúsculo: calculen pues que pasaron 21 años para que un colombiano lo volviera a ganar. Y no fue cualquiera el que lo hizo aquella vez y en repetición: fue nada menos y nada más que Carlos Valderrama, todo un prócer.
Pues bien, Teo es el elegido. Una manera espectacular de terminar el año inolvidable de la Selección Colombia en el Mundialazo de Brasil. Y ya se lee por ahí entre los ignorantes del juego que abundan en las redes sociales (de eso es lo que hay y a manotadas), que no es el mejor porque los mejores están en Europa. ¡Bah! ¿No eran acaso unos cracs Ronaldinho, Neymar o Verón, algunos de los recientes reyes de América? ¿Ahí sí no aplicaba, cierto?
Un solo detalle, a manera de ejemplo, y que tampoco es menor: Ni Falcao ni James, cuando fueron campeones en River o Banfield; ni Bermúdez ni Córdoba ni Serna los gladiadores del Boca multicampeón de todo (hasta de la Intercontinental al superar al Real Madrid de los ‘Galácticos’), ganaron en la elección de cientos de periodistas de todo el continente que organiza el diario El País de Montevideo. Vayan viendo…
Eso sí. Es cada vez más evidente el peso de la prensa argentina en esta votación. Siempre lo ha tenido. Ellos son los que a la larga escogen y negar su influencia es tonto, como lo sería negar que el último golpe de vista del River campeón de la Copa Suramericana resultó fundamental por sobre la Libertadores. Como dice mi mamá: “Mijito, la última imagen es la que cuenta”.  
La elección de Teo es también otro golpazo para quienes lo descalifican permanentemente porque lo consideran problemático y creen que no es merecedor de tanto elogio por sus constantes cambios de equipo, sus llegadas tarde a los comienzos de temporada, sus salidas abruptas de los equipos en los que está, su acento doblemente porteño (el de Puerto Colombia y el del Puerto de la Boca bonaerense, como el de Shakira cuando andaba con ‘Antonito’ de La Rúa), o por su incidente famoso con Saja y un arma en el camerino de Racing… Sepulcros blanqueados. 
A Teo lo escogieron y lo juzgaron por futbolista. Más nada. Como a Ronaldo, a Ronaldinho, a Romario…  En ese canibalismo del colombiano que come colombiano a la parrilla regional queda claro que, como se ha repetido así los ignorantes del juego no lo entiendan, que estamos frente a un delantero que hace goles, que es definidor, que aguanta la marca, que se escurre en las 18 (es un ‘bicho de área’), pero también de un tipo que arma juego, que entrega y recibe, que se para de frente o de espaladas al arco, que puede ser pivote o socio… ¡De un gran jugador!
A Teo le falta, ahora, aprobar el examen final: el de jugar y mantenerse en una de las ligas serias de Europa, a las que no ha podido llegar. Eso, también, sería tonto negarlo…
*** 
P.D. 1: Y es un hito el ‘tri’ consecutivo de José Pékerman como el mejor DT de América, por encima de Sabella y el subtítulo mundial. No es usual que se repita y menos por partida triple. Otro piropazo para este fenomenal 2014 que terminó para la Selección Colombia.
P.D. 2: Para todos ustedes, mis más sinceros deseos de que este nuevo 2015 sea solo de felicidad. 
GABRIEL MELUK OROZCO
Editor de Deportes