Loading...

jueves, 15 de septiembre de 2011

SE JUEGA LA SEXTA FECHA............



…el sábado Envigado vs. Junior a las 3:30 PM, el domingo Real Cartagena vs. Chicó a las 3:30 PM, transmiten Telmex, Une y DirecTV.

El próximo fin de semana se jugará la 6ª fecha de la Liga Postobón 2011 II del Fútbol Profesional Colombiano. El sábado Envigado vs. Junior, a las 3:30 PM, en el Estadio Polideportivo Sur de Envigado. El domingo Real Cartagena vs. Chicó, a las 3:30 PM, en el Estadio Jaime Morón de Cartagena. Ambos partidos serán transmitidos por Telmex, Une y DirecTV.

Junior sigue cediendo terreno de local


Atlético Junior empató 1-1 con Nacional de Medellín, y volvió a ceder puntos en Barranquilla. Ya son cinco los puntos que deja de ganar Junior jugando en el Metropolitano.

Nacional no vino a esconderse en Barranquilla. De la mano de Dorlan Pabón, a la postre el mejor jugador del partido, se acercó a la portería defendida por Viera. La iniciativa ‘verde’ vio reflejada sus frutas a los 11 minutos, cuando un mal rechazo de John Valencia le quedó a Pabón, quien se la sirvió a Rentería, quien con la puerta solitaria, definió a placer para poner a ganar a Nacional.

Junior, tocado por el marcador, empezó a animarse. Se empezaron a juntar los de arriba, e intentaron aproximarse al arco de Nacional, pero la zaga visitante estaba muy bien parada, defendiendo los embates tiburones. Sin embargo, Carlos Bacca tuvo dos posibilidades, una ante un error del panameño Torres, y otra luego de un sombrero sobre Medina, pero en ambas la oportuna salida de Pezzutti impidió el remate del porteño.

Dorlan Pabón seguía complicando a los erráticos centrales Valencia y González. Un doble remate en el palo pudo ampliar la ventaja para Nacional, que se vio obligado a realizar dos cambios por lesiones en el primer tiempo. Antes de terminar la primera parte, un tiro libre de Giovanni Hernández fue desviado por el arquero capitán de Nacional.

En el segundo tiempo Junior salió con ganas de encontrar el empate, pero Nacional seguía bien afirmado atrás. Y llegó la pelota quieta para igualar el marcador. Un cobro de tiro de esquina de Giovanni al minuto 52 fue cabeceado por Bacca, en la trayectoria estaba Cortés, quien con viveza se agachó para confundir a los jugadores de Nacional que estaban en la raya, y lograr el empate.

Seis minutos después, el volante Daniel Vélez vio la roja por doble amonestación. Escobar metió a Zapata por Rentería, y se metió atrás a aguantar el partido, esperando una inspiración de Pabón, quien solito, seguía complicando a la defensa de Junior. Un tiro libre cobrado suyo se estrelló en el horizontal.

Junior intentó llegar al área, pero no tenía variantes y poca apertura por los costados, debido al poco aporte de los laterales. Nacional, bien replegado, impidió a Junior conseguir la ventaja, a pesar de algunos intentos de Bacca. En las postrimerías del partido, un cobro de Giovanni Hernández fue bajado por González, y en el área chica apareció Amaya para rematar con dificultad, pero el tiro increíblemente salió desviado.

Ahora a Junior le toca visitar a Envigado el sábado a las 3:30, donde deberá buscar los puntos que ha dejado de ganar de local. A pesar de la victoria en Pereira, y de mantenerse en el lote de arriba, si no hace respetar su patio, será más complicado encontrar la clasificación.

Redacción: Edgardo Martínez M./DE.com
@edmartinezm

JUNIOR, UN EQUIPO EXTRANO Y ENRREDADO



POR: HUGO ILLERA

DIARIO DEPORTES


Desafortunado el partido del Junior ante Nacional (1x1). El equipo rojiblanco apeló al juego individual por encima del colectivo que es la esencia del balompié. La crisis de identidad arrancó con la confección de la zona de defensores por parte del DT Cheché Hernández. Poner a los hermanos Juan David y John Valencia jugando uno al lado del otro, nunca ha resultado. Pasó anoche y pasó ante el Real Cartagena en Magangué. La dupla Andrés Felipe González y John Valencia no funciona. Uno es lento y despojado de toda malicia, el otro es errático y limitado. Ellos estuvieron el día de la goleada 3x0 con el Real Cartagena. Los laterales, Sergio Otálvaro y el menor de los Valencia, se vieron abrumados con el ataque por las bandas de Nacional. Más Valencia que Otálvaro. Tampoco apoyaron ni sacaron al equipo por los costados como acostumbra a hacer César Fawcett, por ejemplo, que el DT Cheché Hernández puso a descansar “por rotación” en un clásico que encierra y significa tantas cosas.

A G10vanni Hernández lo vimos muy retrasado. El éxito de G10 no es retroceder, sino adelantarse, crear y atacar en los últimos 25 metros. Más atrás se pierde. Se supone, como pasó en Valledupar o en Pereira, que los volantes externos (Ruiz y Cortés, anoche) son para juntarse con G10vanni y generar fútbol a través de la tenencia del balón, la explotación de los espacios, la creación y la conexión con Carlos Bacca, rematador a puerta.

Frente a Nacional si bien se buscó, a veces a G10vanni Hernández, hubo demasiada prisa, se corrió mucho y se pensó poco cometiendo un error fundamental para perder partidos: individualizar el juego.

Cada vez que un equipo (como Junior frente a Nacional) opta por la individualidad, por aquella vana ilusión que cada jugador es un “solucionador” de problemas, el problema se vuelve peor. El fútbol ciertamente se basa en las individualidades pero su producción es colectiva.

Además, ese desorden táctico, esa falta de colectividad, demuestra angustia, acelere y pocas ideas. Esa fue la sensación que tuve anoche. Que el plan de vuelo se terminó antes de volar y cada quien quiso tener, en sus propias alas, la solución. Terrible error.

G10vanni retrasado y perdido, Ruiz y Cortés corriendo cada uno por su lado, Bacca angustiado naufragando arriba, la improductividad de los laterales Otálvaro y el “chiquito” de los Valencia, la comida de uñas cada vez que González y el “mayor” de los Valencia intervenían en el juego (tratando de parar a Dorlan Pabón) hicieron expiar los pecados a más de uno.

Por un lado la inseguridad de los zagueros centrales, por otro la improductividad y deficiencia en la marca de los laterales, más allá la falta de producción de fútbol y volumen de ataque derivó en una crisis mayor: en correr y correr, sin pausa, sin colectividad, sin pensar y a lo que saliera para salvar el partido.

Y ciertamente se empató con un cabezazo de Bacca, luego de un tiro de esquina de G10vanni y una “pantalla” de Cortés. Pero fue con pelota quieta, no fue por gestión colectiva.

Este no es el Junior que jugó en Valledupar y Pereira. Este no es la clase de equipo de fútbol que le gusta a los barranquilleros y caribeños en general.

La negación de lo colectivo, la apuesta a la individualidad, la ineficacia de algunos en el intento (González, los dos Valencia y Otálvaro), el alejamiento de G10vanni de su zona de influencia y generación, la separación de Ruiz, Cortés y G10vanni y el aislamiento de Bacca no podía producir nada diferente a un equipo desconocido, acelerado, sin la generación de fútbol, sin volumen de ataque y con todos los problemas defensivos cuando era atacado.

Creo, y sería bueno que Cheché Hernández lo pensara, que, mientras encuentra el funcionamiento ideal, debiera jugar con los que son y en las posiciones que son. Lo del “descanso por rotación” como el caso César Fawcett, debiera postergarlo un poco, mientras encuentra su team work por que este Junior ya ha perdido 5 puntos en casa (3 con el Real Cartagena y 2 más que se dejaron de ganar con Nacional). Y Junior siempre ha basado su éxito en los puntos que gana en casa y, de momento, ha ganado 4 pero ha perdido 5.

No obstante lo anotado, es menester señalar que el punto ganado sirvió para seguir en los primeros lugares. Extrañamente cuando comenzó el partido Junior estaba en la 5ª posición. Después del mismo, con todo y que no ganó, que dejó perder 2 puntos, que solo sumó 1, está en la 3ª posición. Luego de algo nos sirvió el dichoso punto así se hubiera empatado en casa.

Confiemos que solo fue un deficiente partido y que el DT Cheché Hernández, que no es ningún caído del zarzo, haya aprendido la lección.

Que en la vida, Cheché, todos los días aprendemos cosas…

PD: Si el Ringo Amaya hubiera anotado el gol que botó en el instante final o si hubiera dejado pasar el balón que iba hacia Carlos Bacca y este la hubiera metido de media tijera estuviera diciendo todo de la misma manera. O quien sabe, a lo mejor no hubiera escrito nada sobre el funcionamiento del Junior sino sobre la majestuosidad del gol y el Metro enloquecido por una victoria memorable. Pero ya ni modo, es como pensar que Leonel Álvarez vino a ver a John Valencia porque lo necesita como titular y capitán de la Selección Colombia…

Junior, equipo desconocido


LA CRÓNICA DE DIARIO DEPORTES
Empató 1x1 con Nacional

…el equipo barranquillero apeló a la individualidad y se olvidó de lo colectivo, los hermanos Valencia tuvieron una noche terrible

Por JORGE MOLINA SOLANO
DD|Barranquilla


Junior de Barranquilla empató 1x1 con Atlético Nacional, la noche del miércoles en el Estadio Metropolitano Roberto Meléndez, en partido válido por la quinta jornada de la 2ª Liga Postobón. Los goles del compromiso fueron marcados por Carlos Rentería (11 PT) para Nacional y Carlos Bacca (7 ST) por Junior.

El cuadro verdolaga comenzó inquietando en zona contraria en procura de abrir el marcador rápidamente. La primera acción ofensiva visitante se presentó al minuto 2 con un remate de media distancia de Dorlan Pabón que se fue por encima del arco.

Nacional siguió atacando y encontró el primer gol del partido al minuto 11, en una jugada de contragolpe que inició Pabón, apoyado en un “taco” absurdo que trató de hacer John Valencia, y que finalizó Carlos Rentería habilitado de manera certera por Pabón. Fue un mazazo a lo profundo de las aspiraciones de la gran afición barranquillera que asistió en masa al Estadio Metropolitano.

Nacional mantuvo su mentalidad ofensiva, que le permitió crear opciones importantes. El delantero antioqueño Dorlan Pabón, fue un arma letal en el accionar visitante por su rapidez y picardía en campo contrario. De la pierna derecha de Dorlan, se generó un remate potente al minuto 17 que atajó Viera.

Luego, Junior recuperó la brújula futbolística en el terreno de juego y empezó a crear llegadas de peligro en el pórtico de Gastón Pezzuti. A los 34, Román Torres cometió un error garrafal en su área, el balón le quedó a Carlos Bacca de frente al arco pero no logró rematar porque Pezzuti reaccionó con rapidez. Más adelante, G10vanni Hernández ejecutó un cobro de tiro libre por encima de la barrera y Pezzuti sacó el balón con un “puñetazo” al tiro de esquina.

En menos de un minuto, Nacional pudo marcar por segunda ocasión pero en ambas oportunidades falló en la definición. A los 37, Dorlan Pabón cobró un tiro libre por encima de la barrera y, de inmediato, dos pelotas en los palos estremecieron el arco juniorista. John Valencia, tiró al arco y tapó Viera, el rebote le quedó a Carlos Rentería que mandó la pelota al palo derecho de Viera. Después, Sebastián Pérez recogió el rebote e impactó el esférico a ras de pasto y volvió a estrellarse en el poste.

SEGUNDO TIEMPO
El periodo de cierre trajo consigo, emociones de lado y lado, con un Junior que encontró el empate cuando Nacional procuraba anotar un segundo gol. Las emociones empezaron a los 6 minutos con un derechazo de Carlos Rentería que envió al tiro de esquina el arquero Viera tras una jugada individual de Dorlan Pabón.

La expectativa en el Metropolitano era total y los ánimos llegaron hasta su máximo punto con la anotación de Carlos Bacca, a los 7 minutos, luego de un tiro de esquina cobrado por G10vanni Hernández, el balón pasó entre Juan David Valencia y un defensor de Nacional, Carlos Bacca metió la cabeza, Víctor Cortés se agachó para dejar pasar el balón y allí se empató el juego y se salvó un partido que estaba embolatado. El alma le volvió al cuerpo al cuerpo a los miles de hinchas rojiblancos en las tribunas del Metro.

Luego, del gol de Junior, el partido fue de ida y vuelta. A los 19 minutos, G10vanni Hernández metió un centro por derecha y Cortés, de cabezazo, la dejó en las manos de Pezzuti. Nacional regresó al ataque con paso fuerte de la mano de Dorlan Pabón que desequilibró por derecha, a los 24, sirvió para Jonattan Álvarez que no consiguió conectar el balón rumbo a la red de Viera.

El mano a mano ofensivo lo continúo Junior, a los 26 con un remate de Carlos Bacca. Respondió Pabón, un minuto más tarde, con una jugada individual y, el mismo Pabón, estrelló el balón en el horizontal del pórtico rojiblanco con un gran cobro de tiro libre. De todas las formas habidas y por haber, probó Nacional y hasta gol olímpico intentó hacer con Pabón, a los 30 del complemento, en un cobro por oriental que pegó en la parte exterior del arco barranquillero.

El DT Cheché Hernández, mandó al campo a Vladimir Hernández y Norvey Orozco para darle movilidad al equipo en el frente de ataque. A los 34, Jossymar Gómez disparó de media distancia y la pelota se fue por encima de la portería de Pezzuti. Tres minutos más tarde, Víctor Cortés se juntó con Bacca en el área y el atacante porteño empalmó el balón con derecha y Pezzuti volvió a lucirse para la foto

Hasta el final del juego estuvo la emoción y la esperanza del triunfo por parte de la afición barranquillera. A los 46, Ringo Amaya desperdició el gol para ganar enviando la pelota por arriba del larguero cuando Pezzuti ya estaba vencido. Esa jugada, marco la finalización del partido.


"Quiero ganarme el cariño de la afición" 'Cheché' Hernández


El DT del Junior habló en el entrenamiento de este lunes sobre la victoria de su equipo ante el Deportivo Pereira, explicó las modificaciones que hizo para el segundo tiempo y que sirvieron para que sus dirigidos consiguieran los 3 puntos derrotando a los matecañas 1x2.

Cheché afirma que aún no se ha ganado nada, que tan sólo fue un partido y que lo que se viene es mucho más importante, empezando por el próximo rival ante Atlético Nacional el cual lo catalogó como "un partido especial".

"Este partido es una suma importante, pero no nos dio un título, ni siquiera nos dio el primer lugar en la tabla, pero indudablemente esto fortifica el grupo".

En apenas una semana en el banco técnico del Junior de Barranquilla, Cheché Hernández consiguió el tiquete a semifinales de la Copa Colombia y una victoria en condición de visitante en la Liga, después de 26 fechas sin poder lograrlo. Por eso el bogotano asegura "Vamos a seguir trabajando para que las cosas se den, quiero ganarme el cariño de la afición".

Este miércoles a las 8:00 p.m. Junior enfrentará al Atlético Nacional en el estadio Metropolitano en el partido que será el debut del DT ante la afición juniorista.

Cuando no se puede ganar, bueno es el empate


Así es el fútbol: de resultados mis amigos. Y cuando no se puede ganar, es bueno empatar.

A Junior le pasó ayer en el Metro, exactamente lo que decimos. Un empate que por poco se

Termina convirtiendo en victoria al final, pero creo que Nacional esta mejor estructurado futbolísticamente que los tiburones. Es que Junior es un equipo en construcción y con individualidades que van creciendo o aumentando su nivel de rendimiento y de otros que no arrancan.

Para hablar del encuentro, con un cuadro antioqueño que inició con 1-4-3-1-2 y la variante táctica, de una doble línea de cuatro al momento de defenderse. Se vio fuerte con la pelota en su poder a Dórlan, que no lo paraba nadie. Un Pezutti inmenso, con gran seguridad en el agarre y buena concentración, achicó a Bacca en una acción clara de gol en el primer tiempo fenomenal.

Junior no tuvo claridad por los costados con Ruíz y Cortés. Los laterales especialmente Otálvaro que no marcó un sólo pase bueno de centro y fue pasado en el mano a mano. Los centrales muy flojos, permeables. La verdad preocupa el nivel de González que no es el líder de la defensa.

Junior, creo, se vio mejor en la segunda parte, cuando igualó el marcador, pero el Nacional con un jugador menos, se recostó en su terreno y era clara su intención de jugar al contraataque, con Pavón. Redujo espacios en una doble línea de cuatro y neutralizó las acciones o ideas junioristas.

El empate es bueno. Nunca será malo, pero en casa hay que ganar. Aquí no me cabe la duda, que un onceno más acoplado como Nacional, sacó ventaja de eso, ante uno en pleno desarrollo táctico. No apareció el toque toque, sino el juego largo y en reiteradas ocasiones, la idea era usar la velocidad arriba más que asociarse entre ellos. Para corregir, mucho, especialmente el sector defensivo.

Ante envigado, el sábado, hay que salir a recuperar los dos puntos que no se consiguieron ante el verde y por supuesto a mejorar esa imagen agridulce que quedó en el campo.

La Policía recuperó parte de lo que robaron en oficinas del Junior


72 boletas un portátil y 3 millones de pesos de los robados en las oficinas del Junior fueron recuperados por la Policía. Los operativos se realizaron antes del juego Junior Nacional.

Cuatro personas capturadas, 72 boletas, un portátil y 3 millones de pesos en efectivo recuperados es el reporte de los operativos policiales que tenían por objetivo cazar a los ladrones que perpetraron el atraco a la sede administrativa del Junior en la noche de martes anterior.

“Vamos por muy buen camino y pienso que en las próximas horas podemos dar captura a estos delincuentes”, dijo el Coronel Sergio López, comandante (e) la Policía Metropolitana de Barranquilla.

Explicó el Coronel López que uno de los bandidos fue aprehendido en un allanamiento a quien le encontraron 20 de las boletas hurtadas en el atraco.

“Creemos que esta persona tiene vínculo directo con los delincuentes que ingresaron a la sede administrativa del Junior”, agregó.

Además cerca de 15 personas con boletas hurtadas también fueron capturadas en las inmediaciones del estadio Metropolitano.

“A estas perdonas la Fiscalía solamente dispuso realizarles una versión libre, pues considera que de alguna o otra manera son compradores de buena fe”, expresó López.

Según el alto mando policial, los operativos continuaran hasta dar con la captura de toda la banda que ingresó a las oficinas del Junior.

Nuevo Estadio Ramiro Cañas Guerra Barranquilla

Junior empata con Nacional y baja de la punta del torneo Publicado el 15 Septiembre 2011


En un gran juego, disputado en la noche del miércoles en el estadio Metropolitano, Junior y Nacionalempataron a un gol en juego correspondiente por la quinta fecha de la Liga Postobón II.

Los goles fueron marcados por los Carlos; Rentería adelantó a la visita a los 12 minutos y Bacca a los 53 decretó el empate y a la postre definitivo.

Tras los minutos de estudio, Nacional teminó en terreno de Junior y a los 12 recibió su recompensa, encontró el gol.

La jugada nació en una acción errónea de Brainer García, la cual termina en un contragolpe de Dorlan Pabón, quien puso el pase certero a Rentería y este llegó solo para inflar las piolas del Junior.

La pierna fuerte aparecía también de parte y parte, pero la peor parte la llevaron los visitantes. Santiago escobar se vio obligado a realizar dos variantes por goles de sus jugadores. John Valencia por Avilés Hurtado y Jonathan Álvarez por Jairo Patiño fueron las sustituciones.

Sin embargo los verdolagas jugaban sueltos y dominaron el compromiso a su antojo durante el primer tiempo. Los barranquilleros atacaban sin claridad.

El cancerbero ‘verdolaga’, Gastón Pezzuti, respondió con seguridad a las pocas opciones de gol del Junior. Un tiro libre de Giovanni Hernández y una llegada de Carlos Bacca.

El segundo tiempo lo inició con una chilena del delantero de Puerto Colombia que controló bien el cuidapalos argentino.

A los 53 minutos Junior encontró el empate, en un tiro de esquina ejecutado a media altura, con golpe de cabeza de Bacca. Víctor Cortés, en un acto de picardía, engaño a los defensas para Junior llegara a impactar de golpe de cabeza.

Nacional se queda con 10 hombres sobre los 59 minutos de juego, Daniel Torres es expulsado por doble amarilla tras falta sobre Giovanni Hernández, merecida la expulsión.

De ahí en adelante el juego fue un monólogo costeño, Junior penetró la bien parada defensa paisa, pero le faltó puntería hasta último momento.

José Amaya a los 44 del segundo tiempo, la sacó de la raya, en lugar de empujarla, era el gol de la victoria.

Junior y Nacional ofrecieron una atractiva contienda. Junior visitará a Envigado el sábado por la tarde en juego que abre la sexta jornada de la Liga Postobón.

Nuevo Estadio Ramiro Cañas

Júnior y Nacional dividieron honores en Barranquilla


El juego más atractivo de la quinta fecha del Torneo Finalización Colombiano, entre Atlético Júnior y Atlético Nacional terminó en tablas en el estadio Metropolitano.

A Barranquilla llegó un Nacional aguerrido, con argumentos futbolísticos y con sed de victoria, en efecto, fue el equipo visitante el que en los primeros minutos de juego puso las condiciones en el terreno de juego.

El buen trato de balón y los ataques vertiginosos del equipo verde dieron resultado al minuto 11 del primer tiempo, cuando Dorlan Pabón aprovechó el error del defensor 'juniorista', John Valencia, quien intentó rechazar el balón de taquito, con tan mala fortuna que el útil le quedó servido al habilidoso delantero verdolaga.

Pabón aceleró la marcha y ganó la raya de fondo para cruzar un pase con el que habilitó al goleador,Carlos Rentería, quien sólo tuvo que empujarla al fondo de la red, para vencer al portero local,Sebastián Viera.

Júnior al verse sorprendido apretó el acelerador y se fue en busca del empate, sin embargo, los dirigidos por 'Che che' Hernández no fueron efectivos en el frente de ataque y con el 1-0 en contra se fueron al descanso.

En el segundo tiempo Júnior se adueñó de la pelota y se fue encima de Nacional que no pudo aguantar el envión del equipo local, ya que al minuto 8 del complemento, Carlos Bacca igualó el marcador, luego de un tiro de esquina cobrado por Giovanni Hernández, el delantero 'tiburón' llegó al punto penalti para cabecear y vencer a Gastón Pezzuti y de paso decretar el 1-1 con el que finalizó el compromiso.

Con el empate Atlético Júnior llegó ocho puntos, con los que asumió la tercera posición, mientras que Nacional quedó segundo con la misma cantidad de unidades, pero con mejor diferencia de gol.

Junior solo pudo empatar con Nacional en Barranquilla



Carlos Bacca anotó para el local, mientras Carlos Rentería marcó por la visita.

Junior desaprovechó la oportunidad de seguir en el comando de la Liga Postobón al apenas empatar 1-1 frente al Nacional y concedió el cuarto punto en casa en tres presentaciones como local en este torneo, la noche del miércoles en el estadio Roberto Meléndez.

Dorlan Pabón, delantero del equipo antioqueño, se erigió como figura de la cancha al enloquecer a la defensa del club barranquillero, que el debut del torneo perdió en casa 3-0 ante el Real Cartagena.

John Valencia, el limitado defensor central del Junior, quiso rechazar de taco un avance del Nacional y facilitó el gol de la visita. Pabón tomó el balón por la derecha y, con espacio, cedió, por el centro, a Carlos Rentería, que nada más tocó para celebrar a los 11 minutos del primer tiempo.

Junior, errático en entregas, solo reaccionó en el último tercio del primer tiempo. Pero en dos oportunidades seguidas, a los 35 y 36 minutos, Carlos Bacca desperdició al no rematar al arco.

Nacional, que perdió a dos inicialistas por lesión en la primera media hora y que poco llegó en esta etapa inicial --pero cuando lo hizo inquietó con Pabón--, por poco aumenta a los 38, con un rebote que pegó en el palo izquierdo del arco defendido por el uruguayo Sebastián Viera.

En el arranque del segundo tiempo, a los 7, llegó el empate del Junior. A cobro de tiro de esquina, desde la derecha por Giovanni Hernández, Bacca remató de cabeza al arco. Víctor Cortés, el goleador del torneo, que estaba poco antes de la línea de gol, se agachó y dejó pasar la pelota para el ruidoso festejo barranquillero.

Nacional quedó con 10 unidades a los 13, por expulsión de Daniel Torres. Desde ese momento, Junior aprovechó la superioridad numérica. Pero no concretó y se diluyó.

En cambio, la visita se acercó en gol en dos ocasiones a través de Pabón, entre los minutos 24 y 29, la última en cobro de tiro libre que se estrelló en el palo.

Junior quiso retomar el ritmo en los últimos minutos y buscar el gol de la victoria, pero dos opciones, con Bacca, a los 39, y José Amaya, a los 44, fueron despilfarradas.

Junior y Nacional igualaron 1-1 en Barranquilla, en un clásico emotivo


El cuadro 'verde' se fue arriba con Carlos Rentería, pero Carlos Bacca igualó en la segunda parte.

Junior desaprovechó la oportunidad de seguir en el comando de la Liga Postobón II-2011, al apenas empatar 1-1 frente al Nacional y concedió el cuarto punto en casa en tres presentaciones como local en este torneo, la noche del miércoles en el estadio Roberto Meléndez.

Dorlan Pabón, delantero del equipo antioqueño, se erigió como figura de la cancha al enloquecer a la defensa del club barranquillero, que en el debut del torneo perdió en casa 3-0 ante el Real Cartagena.

John Valencia, el limitado defensor central del Junior, quiso rechazar de taco un avance del Nacional y facilitó el gol de la visita. Pabón tomó el balón por la derecha y, con espacio, cedió, por el centro, a Carlos Rentería, que nada más tocó para celebrar a los 11 minutos del primer tiempo.

Junior, errático en entregas, solo reaccionó en el último tercio del primer tiempo. Pero en dos oportunidades seguidas, a los 35 y 36 minutos, Carlos Bacca desperdició al no rematar al arco.

Nacional, que perdió a dos inicialistas por lesión en la primera media hora y que poco llegó en esta etapa inicial -pero cuando lo hizo inquietó con Pabón-, por poco aumenta a los 38, con un rebote que pegó en el palo izquierdo del arco defendido por el uruguayo Sebastián Viera.

En el arranque del segundo tiempo, a los 7, llegó el empate del Junior. A cobro de tiro de esquina, desde la derecha por Giovanni Hernández, Bacca remató de cabeza al arco. Víctor Cortés, el goleador del torneo, que estaba poco antes de la línea de gol, se agachó y dejó pasar la pelota para el ruidoso festejo barranquillero.

Nacional quedó con 10 unidades a los 13, por expulsión de Daniel Torres. Desde ese momento, Junior aprovechó la superioridad numérica. Pero no concretó y se diluyó.

En cambio, la visita se acercó en gol y tres ocasiones, a través de Pabón, entre los minutos 24 y 29, por poco aumenta, la última en cobro de tiro libre que se estrelló en el arco.

Junior quiso retomar el ritmo en en los últimos minutos y buscar el gol de la victoria, pero dos opciones, con Bacca, a los 39, y José Amaya, a los 44, fueron despilfarradas.

Para Nacional el empate fue valioso, porque sumó y de paso acabó con la racha negativa de ocho derrotas consecutivas ante el Atlético Junior en esta ciudad, en la Liga Postobón.

lunes, 12 de septiembre de 2011

YA HUELE A SELECCION, A ELIMINATORIA Y A FIESTA.....



POR HUGO ILLERA

Diario Deportes


Este fin de semana se produjeron muchas noticias alrededor de la Selección Colombia de Mayores. El viaje de Leonel Álvarez a Pereira, a hablar con Julio Comesaña, se dio tal y como lo habíamos anunciado aquí. Leonel se iba a quedar, en la capital de Risaralda, para ver el juego Junior vs. Pereira pero, al terminar la reunión, decidió volver a Medellín. Los medios de comunicación lo vieron en el juego Nacional vs. Santa Fe. Julio Comesaña se despidió del Deportivo Pereira ayer, luego del partido vs. Junior, y hoy estará en Bogotá reunido con los dirigentes del fútbol y con el propio Leonel. El miércoles, dirigencia y cuerpo técnico, vendrán a Barranquilla a mirar el Metro, las canchas de entrenamiento y a una reunión con el Alcalde Alex Char. Después (cerca de la 1:00 PM) habrá rueda de prensa en la misma alcaldía. Esto ya huele a Eliminatoria con Barranquilla como Casa de la Selección. A propósito, el equipo nacional no se concentrará en la capital del Atlántico para el juego vs. Bolivia. Por obvias razones lo va a hacer en Bogotá por el tema altitud. Bogotá está a 2.640 metros sobre el nivel del mar. La Paz a 3.600.

=
No me sorprendió lo bien que habla Leonel Álvarez sobre Barranquilla. Es el fiel reflejo de lo que vivió la generación heroica aquella que nos llevó a tres mundiales de fútbol jugando en el Estadio Metropolitano Roberto Meléndez. Leonel no solo habla del estadio, ni de la temperatura. Habla del acompañamiento de la gente, del cariño, del apoyo, del estadio lleno. Lo que vivieron, aquí en Barranquilla, lo llevan tatuado en el alma.

=
La Selección Colombia no jugará en la primera fecha de la Eliminatoria (octubre 7). Como Brasil (Sede del Mundial 2014) no participa en la misma, Colombia “descansará”. En la segunda fecha (octubre 11) Colombia debutará visitando a Bolivia en La Paz.

=
Barranquilla comenzará a albergar a la Selección Colombia en las fechas 3ª y 4ª. Con Venezuela jugará el 11 de noviembre. Con Argentina el 15.

=
En el Deportivo Pereira quedarán trabajando el AT Pato Araujo y el PF Oswaldo García llevados por Julio Comesaña. Anoche mismo se dijo, en los corrillos del fútbol profesional, que la dirigencia pereirana había hablado ya con Oscar Héctor Quintabani. Lo extraño es que el colombo-uruguayo tiene una demanda laboral en contra del Pereira. Aunque eso es muy común en nuestro medio. Néstor Otero demandó al Atlético Huila (por mil millones de pesos) y hoy es su técnico otra vez. Nada para sorprenderse.

=
El tema del cargo de Julio Comesaña quedará definido hoy. Si es Asistente Técnico (Comesaña no lo acepta por ser demasiado limitado) o Asesor (Combinado con la Dirección Técnico en Desarrollo). Julio le apunta, decididamente, a esto último. En ello se sentiría más útil de acuerdo a su pensamiento. Particularmente estoy de acuerdo. El recorrido de Comesaña no da para ser un simple asistente que solo trabajaría cada dos o tres meses un par de partidos.

=
Bueno, ahí va la Selección Colombia. Hay que ponerse positivos para clasificar, entre todos, a los mundiales otra vez…

Con golazos de Víctor Cortés Era un pobre viejecito… …sin nadita que hacer, solo buen fútbol y goles por doquier


Por JORGE MOLINA SOLANO
DD|Barranquilla


Junior de Barranquilla derrotó 2x1 al Deportivo Pereira, en el Estadio Hernán Ramírez Villegas de la capital risaraldense, en partido correspondiente a la cuarta fecha de la Liga Postobón I, disputado la tarde del domingo. Por el cuadro matecaña marcó Germán Cano (40 PT) mientas que Víctor Cortés anotó en dos oportunidades para Junior (3 y 9 ST).

Los primeros 15 minutos fueron escasos en llegadas ofensivas para ambos equipos. Los arqueros Sebastián Viera del Junior de Barranquilla y Robinson Zapata del Pereira eran espectadores en el terreno de juego ante la pasividad de los atacantes.

Sin embargo, el conjunto local se aproximó con peligrosidad al minuto 17, luego de un cobro de tiro de esquina de Freddy Grisales, con un cabezazo de Germán Cano que pasó cerca de la portería barranquillera.

Pereira siguió con la tenencia del balón e intentó abrir el marcador con un remate de media distancia de Víctor Castillo. Hasta ese instante, el onceno matecaña era el dueño de las acciones pero, Junior recuperó terreno y llegó con riesgo a los 25 minutos. Norvey Orozco tocó para Carlos Bacca, el delantero porteño avanzó unos centímetros e impactó el balón con pierna derecha, Zapata contuvo.

El elenco rojiblanco no fue preciso en sus insinuaciones ofensivas y Pereira se fue arriba en el marcador a los 40 minutos. La jugada del gol cafetero se generó en un cobro de tiro libre ejecutado por Totono Grisales. El balón se elevó y picó en el área quedándole a Germán Cano que aprovechó, la marcación errada de Braynner García, para abrir el marcador.

Con el resultado en su contra, Junior volvió a visitar el campamento pereirano con un golpe de cabeza de Braynner García, a los 42 minutos, que fue detenido por Zapata luego de un centro de G10vanni Hernández.

Previo al arranque de la etapa de complemento, el técnico Cheché Hernández incluyó en el campo de juego a Víctor Cortés y a Vladimir Hernández por Norvey Orozco y Cesar Fawcett. Las dos variantes sirvieron para empatar y remontar el partido.

La etapa final comenzó con una llegada importante para Pereira, gracias a un tiro rastrero en el área de Mario Jaramillo, que se estrelló en la base del poste derecho de Viera, cuando apenas el reloj marcaba el primer minuto del segundo tiempo.

Esta fue la tarde del Curu y la oportunidad de recuperar su nivel futbolístico. En 5 minutos, el vallecaucano le cambió el decorado al cotejo. Víctor Cortés empezó su faena goleadora a los 3 minutos, previo a una acción ofensiva donde se juntaron Vladimir Hernández que la bajó de cabeza para Carlos Bacca y este de primera habilitó a Cortés que sacó un zapatazo potente para vencer a Zapata e igualar el marcador 1x1.

Fue un golpe letal para el Pereira que recibió la “puñalada” definitiva, por parte del Junior a los 9 minutos, por intermedio de la figura del juego, Víctor Cortés, que esperó un centro rasante, por derecha de Sergio Otálvaro, se acomodó con velocidad, con perfil zurdo, y engañó al arquero adversario con un remate sutil que le dio cifras concretas al marcador 2x1.

Un momento difícil en su estadio vivió el Pereira que despertó del asecho Tiburón con un remate de primera intensión de Elvis González que fue atajado por Sebastián Viera mandándola al tiro de esquina.

No fue claro el Pereira y el onceno currambero, en menos de cuatro minutos, pudo anotar otro gol más para derrumbar las aspiraciones locales. A los 21, G10vanni Hernández, armó una jugada colectiva con Vladimir Hernández y Vlacho remató el esférico pegado al césped y su intento se fue cerca del palo izquierdo del arco defendido por Zapata. Prontamente, a los 25, G10vanni Hernández tocó para José Amaya en el área y el Ringo disparó con fortaleza pero Zapata la envió al corner.

El empate para Pereira nunca llegó a pesar del esfuerzo hecho por el combinado dueño de casa que atacó desesperadamente y sin brújula en procura de emparejar la cuenta.

La ultima llegada pereirana fue obra de Julián Barahona, a los 38 minutos, con un golpe de cabeza que tapó Viera. La contienda finalizó con Junior en terreno contrario y el tercer gol pudo haber llegado con un cabezazo de Carlos Bacca que rozó el pórtico de Rufay Zapata. Bacca fue habilitado por Vladimir Hernández.

Con el pitazo final, del antioqueño Wilmar Roldan, terminó la racha de 26 jornadas sin ganar de visitante por parte del Junior.


Comesaña se despide con derrota



Junior sin mucho espectáculo y con mayor efectividad, liquidó fácilmente al Pereira en ocho minutos. En el segundo tiempo los locales perdieron el control. Comesaña anunció que este lunes se reunirá con Federación. El descenso sigue latente.

“Comesaña, Comesaña, gritaron los Lobo Sur al comienzo del juego, y no era para menos, ya todos sabían que era su último partido como adiestrador del conjunto ‘Matecañas’, rumbo a La Selección Colombia; todo parecía que sería una despedida por lo grande, pero las cosas se dieron al revés.

Junior con un conjunto mucho más rápido, efectivo y un delantero que esta enchufado como lo es Víctor Cortés quien marcó los dos goles del triunfo, sin mostrar un fútbol descollante supo liquidar fácilmente a unDeportivo Pereira que en el segundo tiempo perdió la brújula por completo.

A parte de Cortés que fue la figura del cotejo de gran movilidad con rotación por los costados, Giovanny Hernández, merece un capítulo aparte, por seguir siendo el eje y armador talentoso del cuadro barranquillero, a pesar de que lo marcaron entre dos, es muy ágil mentalmente y mientras la pelota pasa por sus piernas es un pase gol fijo.

Con la derrota en caso 1-2 ante el Junior, el Pereira cede terreno y permanece a once puntos del América, en esa lucha titánica por el no descenso que mantiene al borde de un infarto a todos sus seguidores.

Sobre el juego los locales en la primera parte tuvieron el manejo del partido, recuperaron sin cansancio, hubo un control permanente sobre Giovanny Hernández, incuso apelando a la pierna fuerte y a los acostumbrados gritos de los aficionados.

Pereira nunca tuvo la profundidad clara, aproximándose apenas hasta los tres cuartos de cancha, salvo en los primeros minutos con el goleador ‘Matecaña’ Ezequiel Cano, quien ensayó frente al arco y sobre en minuto 40, marcó la única anotación de los dueños de casa, ilusionando a la tribuna sólo por poco minutos. Pereira tenía controlado el compromiso y todo parecía que el resultado estaría a favor de los dirigidos por Comesaña.

La segunda parte pareció como si le hubiera inyectado gasolina de avión a los de la visita, pues con el ingreso de Víctor Cortés y Vladimir Hernández le cambiaron el decorado por completo al juego; se vino el Junior encima con el manejo del diez barranquillero en el medio, y en sólo ocho minutos, entre el 48 y el 54, Cortés desequilibró la balanza para infortunio de los ‘Matecañas’, anotando los dos tantos de la victoria y de paso encaramándose en la tabla de artilleros de la Liga con 5 tantos.

Al Pereira le cayó como baldado de agua fría el primer tanto, y no se supo reponer, se cayó mentalmente, se partió entre la defensa y los delanteros, dejaron muchos espacios, que fueron bien aprovechados por los junioristas.

La visita se defendía con siete hombres, y contragolpeaba con velocidad, aprovechando la buena racha de su goleador, y los errores individuales de la zaga local, como el cometido por el lateral Machado, al observar como el “Curro” Cortés, hizo de las suyas y le marcó el segundo gol, en sus narices.

Se puede decir ‘Cheché’ Hernández regaló el primer tiempo por no arrancar con Cortés como inicialista, y en su lugar jugó con Bacca como único delantero, quien apenas tuvo dos opciones claras, en las que el meta local Zapata se ganó los aplausos por sus acertadas intervenciones ahogando el grito de gol; al mismo tiempo Vladimir tuvo una opción, que evitó el meta ‘Mateñaca’.

Pereira en medio del desespero por empatar el cotejo, sin mayores alternativas, en sus suplentes y en el juego táctico, comenzó a tocar más hacia los lados, con ‘Totono’, Barahona y Cano, por momentos se vio saliendo a Machado por su corredor derecho, sin la fórmula mágica para alcanzar la paridad, pues la defensa visitante supo responder a la necesidad; lo único que se rescata fue el remate a pocos metros de Elvis González que sacó el arquero Viera, de forma magistral.

Fue tal el desespero en los minutos finales que entre los aficionados se alcanzó a escuchar la presión de la barra brava Lobo Sur, quienes entonaban cánticos fuertes de reclamo “movete Pereira, movete, movete, deja de joder”.

Así pues se cierra el capítulo de Julio Comesaña, dejando al Pereira en la cuerda floja y con la misma necesidad, salvar el descenso.