Loading...

miércoles, 22 de febrero de 2012

“NO SERÁ FÁCIL, PERO GANAREMOS”




El plantel de Junior se encuentra en territorio chileno a la espera de su próximo duelo en la Copa Libertadores ante la Universidad Católica. Giovanny Hernández confía en la victoria del equipo.

Mientras en Barranquilla la gente disfruta de las actividades del Carnaval en diversos sectores de la ciudad, Junior se trasladó vía aérea desde el Aeropuerto Internacional Ernesto Cortizzos rumbo a suelo chileno, para disputar el partido de la segunda jornada de Copa Libertadores de América contra Universidad Católica en San Carlos de Apoquindo.

Para llegar a Chile, Junior realizó el siguiente recorrido: Barranquilla - Bogotá y Bogotá - Santiago. La avanzada tiburona que se encuentra en Santiago de Chile en busca del primer triunfo en la Copa, está compuesta por 24 personas: 18 jugadores, 5 miembros del cuerpo técnico y el delegado de la institución. El plantel rojiblanco descansó el lunes por la mañana, mientras que en horas de la tarde realizó trabajo de recuperación en el gimnasio del Hotel Intercontinental, sitio de concentración.

Los jugadores que se desplazaron son: Sebastián Viera, Andrés Felipe González, Anselmo De Almeida, Héctor Quiñonez, Daniel Briceño, Breiner Belalcázar, Juan Gilberto Núñez, Giovanny Hernández, Luis Páez, Iván Vélez, Luis Carlos Ruiz, Luis Narváez, Vladimir Hernández, Braynner García, Sherman Cárdenas, Carlos Rodríguez, César Fawcett y Víctor Cortés.

El resto de la delegación esta formada por: El técnico José Eugenio “Cheché” Hernández; Santiago Santos(preparador físico), Carlos Rolong (médico), Maikol Ortiz(fisioterapeuta), Luis Aguilera (utilero) y el delegado Héctor Fabio Báez.

Reacciones ‘tiburonas’

Sherman Cárdenas, volante creativo del conjunto barranquillero expresó: “Universidad Católica suele ser fuerte y siempre busca atacar en su casa, pero también es cierto que deja muchos espacios cuando sube. Esos detalles tenemos que aprovecharlos nosotros porque en la Copa Libertadores no podemos seguir dando ventajas”.

“Seguramente los chilenos saldrán a atacarnos. Nosotros debemos mantenernos tranquilos para no cometer errores y aprovechar la primera opción que nos quede”, dijo Héctor Quiñónez, lateral izquierdo de 19 años.

“Seguro será un partido difícil, pero les ganaremos. Los dos equipos saldremos a proponer, ya que necesitamos comenzar a ganar en la Copa. Nosotros iremos desde el primer minuto en busca del triunfo y no creo que ellos se refugien en su casa”, concluyó el capitán rojiblanco, Giovanny Hernández.

Por: Jorge Molina Solano - @jorgemolsol

LigaPostobon.com – Barranquilla

Foto: Fidel García



LA CAMISA NEGRA DEL JUNIOR



Desde hace años circula entre el plantel barranquillero que la camiseta número 11 del Junior está ‘salá’, porque todo aquel que la ha usado desde el 2003, no ha podido rendir en la escuadra barranquillera. Es tal la creencia de dicha ‘maldición’ dentro del plantel “Tiburón”, que durante varios semestres se dejó de usar y en la utilería del club no se encontraba rastro alguno de ese número.

El antioqueño Luis Páez, quien la luce actualmente, jugó con la camiseta número 90 en el último partido de Liga Postobón ante el Deportivo Cali, tras llegar a 585 minutos sin gol y ver como todos sus compañeros, en especial Giovanni Hernández y el técnico “Cheché” Hernández, le insistían día a día en dejarla de lado.
Revisando la historia del Junior, sin duda, el gran número 11 que ha tenido en sus filas fue Juan Ramón “La Bruja” Verón, ídolo de la institución y figura en la conquista de la primera estrella del club en 1977. Desde él, decenas de jugadores rojiblancos jugaron con ese número en su espalda, siendo Henry Zambrano (2001) y Néstor Salazar (2002) los últimos que lo usaron durante la pasada década sin que ésta estuviese “salada”.
La primera víctima de la camiseta en su forma “maldita” fue Jamerson Rentería. En los torneos 2003-II, 2005-I y 2006-I, Rentería utilizó dicha camiseta y marcó sólo 4 goles en 34 encuentros durante 3 ciclos totalmente distintos.
Durante el 2004, Yhoner Toro utilizó el onceavo dígito y no logró marcar gol en 4 partidos disputados durante el primer semestre del año. En los 6 meses restantes, la camiseta quedaría vacante y los de la “Arenosa” lograrían su quinta estrella.
Rodrigo Teixeira, rendidor en el primer semestre del rentado colombiano 2005, donde anotó 4 goles en 13 partidos, dejaría su habitual número 27 para jugar 2 partidos de Copa Libertadores con la 11, todo porque reemplazó entre los inscritos a Jamerson Rentería. En la competición continental no logró marcar.
En el torneo finalización 2005, Santiago Silvera heredó la camiseta con su respectiva “sal”. Sólo anotó 2 goles en 14 partidos y se fue sin tantos en la Copa Sudamericana.
En la segunda mitad del 2006, la camiseta 11 quedó vacante. Durante el 2007, los uruguayos Jorge Alvez y Miguel Ximénez la vistieron. El primero sólo consiguió 2 goles en 12 partidos, mientras que el segundo jugó 8 encuentros sin marcar anotación alguna.
Iniciando el 2008, nadie quería ponerse la 11, salvo el recién llegado Edwards Jiménez. Su paso por el equipo barranquillero constó de 11 encuentros sin gol alguno por Liga. A raíz de los hechos recientes, y por decisión de la plantilla, el número 11 fue desterrado de la utilería "Tiburona".

Junior clasificó a la Copa Libertadores 2010, y por reglamento de Conmebol, la enumeración debió ser del 1 al 25. El “sacrificado” fue Alfredo Padilla, quien usaba la 7, pasó a la 11 para que Carlos Bacca -creyente de la maldición- no se viese afectado. Los resultados para Padilla fueron los habituales en quienes venían luciendo ese número: 3 partidos por Liga Postobón y ningún gol.

En 2011, el recién llegado Luis Páez decidió usar la camiseta 11 a pesar de las mil y un advertencias de sus compañeros, todo porque con ese número triunfó en Itagüí. Al día de hoy la convicción del delantero no parece ser la misma y con 675 minutos sin marcar tanto, la explicación a la mala racha parece ser el número que usa.

Si bien, en Liga Postobón podrá dejar de usar el número “maldito”, en Copa Libertadores está obligado a tenerlo en su espalda, por lo que deberá superar toda clase de supersticiones para poder ayudar a su club en la competición internacional.

LigaPostobon.com

"Junior siempre piensa en grande y venimos a ganar" Giovanni Hernández


Este jueves Universidad Católica recibirá a Junior de Barranquilla por el Grupo 3 de la Copa Libertadores, y según comentó el capitán, Giovanni Hernández, desean obtener un resultado positivo.

"Queremos sacar el resultado y sacando algo como visita nosotros somos fuertes a nivel de local y eso nos da la confianza para pensar en clasificar a la otra fase", sostuvo el ex jugador de Colo Colo.

El volante creativo analizó las características del elenco cruzado. "Llegan con mucha gente arriba, queremos contrarrestar eso y en el momento de tenerla nosotros (la pelota) poder darle mejor destino, siempre pensando en el campo contrario".

Hernández recordó la derrota en el debut por el certamen continental ante Unión Española, pero señaló que el choque con la UC será totalmente distinto.

"Es un partido totalmente diferente, es de Copa, tuvimos nuestro traspié en el primer partido, no deseamos en el segundo eso, pensamos positivamente y tenemos fe en sacar el resultado como queremos", indicó.

"Solamente pensamos en hacer las cosas bien y no pensar en lo que pueda pasar en un equipo u otro, siempre está el respeto en los equipos colombianos y queremos dar lo mejor el jueves, Junior siempre piensa en grande y queremos avanzar a la siguiente fase", cerró.

U. Católica y Junior se medirán este jueves desde las 7:45 p.m. en el Estadio San Carlos de Apoquindo.

sábado, 18 de febrero de 2012

Lunati dirigirá el juego entre la Católica y Junior



Pablo Lunati, árbitro argentino.

La Confederación Sudamericana de Fútbol designó al argentino Pablo Lunati como árbitro central del partido que Universidad Católica de Chile y Junior de Barranquilla sostendrán el próximo jueves 23 de febrero, en Santiago (7:45 p.m.), por el Grupo 3 de la Copa Santander Libertadores.

Lunati tendrá como asistentes a sus compatriotas Gustavo Rossi y Ariel Bustos. El también argentino Jorge Osorio oficiará como cuarto árbitro y como asesor estará el chileno Iván Guerrero.

Para el juego en Montevideo, entre Peñarol y Atlético Nacional, por el Grupo 8, a disputarse este martes 21 de febrero, la Conmebol nombró como árbitro central al paraguayo Carlos Amarilla. Sus asistentes serán Nicolás Yegros y Carlos Cáceres, también paraguayos.

Mientras tanto, el árbitro colombiano Ímer Machado fue designado para dirigir el partido entre Cruz Azul y Deportivo Táchira, por el Grupo 6, el martes 21 de febrero. Sus asistentes serán Humberto Clavijo y Wílmar Navarro.

Con un ‘Quiñonazo’ Junior consigue su primer triunfo en la Liga



El cuadro barranquillero logró sumar de a 3 en la Liga derrotando en casa al Deportivo Cali con agónico gol en el minuto 91.

La fiesta en el estadio Metropolitano, para abrir los Carnavales de Barranquilla, casi queda aplazada pues Junior y Cali jugaron un entretenido partido en el marco de la Fecha 4 de la Liga Postobón, pero parecía que el 0-0 sería el resultado definitivo y los de casa segurían sin saber lo que era ganar en la Liga y en lo que va del año.

Pero lo mejor se había guardado para el final y los 90 minutos reglamentarios estarían llenos de acciones en ambos pórticos dejando como figura a los arqueros. Sebastián Viera y Leandro Castellanos de Junior y Cali respectivamente.


Junior tenía en su medio campo una línea de tres jugadores con bastante movilidad, Shermán Cárdenas,Giovanni Hernández y Vladimir Hernández, que provocaba que el 3 en la defensa ‘azucarera’ se convirtiera en una línea de 5 cerrando todos los espacios y obligando a los dirigidos por Cheché a buscar las opciones de gol con remates de media distancia.

Sin embargo, los de Cali con Cristian Nazarit en el frente de ataque generaban bastante peligro cuando Felix Micolta lo asistía.

Luis Páez, jugador sobre el cual recae la principal responsabilidad de anotar los goles en el cuadro rojiblanco tuvo algunas opciones de anotar en el primer tiempo pero mostraba las mismas falencias que no le han permitido destaparse con la casaca tiburona: Mala ubicación y desmarque, ansiedad y desconcentración.

Para la etapa complementaria Cheché Hernández movió su banco y el primer cambio que realizó fue el de Luis Carlos Ruíz en lugar de Jossymar Gómez quien ya tenía cartón amarillo. Ruíz entró con bastante velocidad y tuvo una clara opción de chilena que se fue desviada pero levantó a todo el público de sus asientos en el estadio Metropolitano.

Luego Víctor Cortés ingresó en lugar de Shermán Cárdenas y Junior presionaba al verde de Cali con el afán de abrir el marcador antes que terminara el encuentro.

Pero fue sobre el final, en tiempo de reposición, cuando ya algunos hinchas comenzaban a levantarse que apareció Héctor Quiñones para cambiar la historia del partido.

La jugada fue por el costado izquierdo, Luis Páez tocó para el juvenil lateral, que curiosamente fue formado y viene del Deportivo Cali, y con velocidad y balón dominado avanzó hasta el área chica defendida por Castellanos y pateó al segundo palo donde no pudo hacer nada el cancerbero que fue una de las figuras del encuentro.

Con este resultado Junior suma 5 unidades den la Liga Postobón y en la próxima fecha enfrentará a Envigado, pero antes tendrá que viajar a Chile para disputar la segunda fecha de su grupo ante la Universidad Católica.

Por: Vlado Galofre / Twiiter: @VladoGalofre
LaTitular.com

“Por todos necesitábamos esta victoria”: ‘Cheché’ Hernández




Una bala de oxigeno recibió Atlético Junior este viernes en la noche con los 3 puntos logrados ante elDeportivo Cali.

El timonel del conjunto barranquillero José ‘Cheché’ Hernández calificó como vital y necesaria esta victoria por el ambiente externo que se tramaba en contra del equipo ante la ausencia de un triunfo.“Gracias a Dios se consigue una victoria que necesitábamos por la tranquilidad del grupo, por lo que la gente estaba pidiendo y por todo el periodismo”, señaló.

Junior, en los juegos anteriores lo único que no hacía para ganar eran los goles, sin embargo siempre se imponía con personalidad y criterio sobre el terreno de juego.

Irónicamente, según ‘Cheché’ en los juegos anteriores generaron más opciones de gol, pero ante el Cali lograron el dulce sabor de la victoria.“veníamos sin ganar, de pronto creando más oportunidades en los juegos anteriores que en el juego de hoy y eso hace que la ansiedad y el nerviosismo vaya dando una nube gris sobre el desempeño del equipo”, indicó.

Ahora piensa en recuperar a sus jugadores en un entrenamiento regenerativo el sábado de Carnaval en la sede deportiva Adelita de Char, el jueves enfrentará a Universidad Católica.
Ramiro Cañas Guerra

Nuevo Estadio




Una bala de oxigeno recibió Atlético Junior este viernes en la noche con los 3 puntos logrados ante elDeportivo Cali.

El timonel del conjunto barranquillero José ‘Cheché’ Hernández calificó como vital y necesaria esta victoria por el ambiente externo que se tramaba en contra del equipo ante la ausencia de un triunfo.“Gracias a Dios se consigue una victoria que necesitábamos por la tranquilidad del grupo, por lo que la gente estaba pidiendo y por todo el periodismo”, señaló.

Junior, en los juegos anteriores lo único que no hacía para ganar eran los goles, sin embargo siempre se imponía con personalidad y criterio sobre el terreno de juego.

Irónicamente, según ‘Cheché’ en los juegos anteriores generaron más opciones de gol, pero ante el Cali lograron el dulce sabor de la victoria.“veníamos sin ganar, de pronto creando más oportunidades en los juegos anteriores que en el juego de hoy y eso hace que la ansiedad y el nerviosismo vaya dando una nube gris sobre el desempeño del equipo”, indicó.

Ahora piensa en recuperar a sus jugadores en un entrenamiento regenerativo el sábado de Carnaval en la sede deportiva Adelita de Char, el jueves enfrentará a Universidad Católica.
Ramiro Cañas Guerra

Nuevo Estadio

Junior prende el Carnaval en Barranquilla

Junior prende el Carnaval en Barranquilla

Publicado el 18 Febrero 2012

4

Al fin apareció la victoria para el actual campeón colombiano. En la noche del viernes Junior venció con gol agónico al Deportivo Cali 1-0 en el estadio Metropolitano y prendió el Carnaval en Barranquilla.

El lateral izquierdo debutante en la liga doméstica, Héctor Quiñones, anotó el único gol del encuentro cuando la visita tenía el punto en el bolsillo.Junior inició dominando el esférico, ensayó con laboratorios en la pelota quieta, tuvo movilidad y puso el balón a tierra.

El juego en un principio se disputó en los 3 cuartos de cancha del Cali. La primera llegada del visitante a puerta de local fue en un tiro de esquina. Junior fiel a una de sus debilidades, el juego aéreo en defensa, dejó cabecear a un contrario para que Viera se luciera.

El conjunto ‘azucarero’ apareció de nuevo a los 20 minutos de juego en una muy clara opción de gol con Micolta, quien solitario penetró el área, cruzó el remate a ras de grama y la bola pasó cerca del palo izquierdo del arquero ‘tiburón’. 3 minutos más tarde Jossymar Gómez en una de sus virtudes la media distancia lo intentó, pero Castellanos evitó el gol.

1

Cali, aunque no dominaba, pisaba el área de Junior con más peligro que el local. Cada bola que tocaban Nazarit, Domínguez y Micolta era un susto en el Metropolitano. A los 38 el público aplaudió a Páez por un remate tras un pase largo y sobre la marca de un zaguero. Cali respondió con una llegada después de otra desatención defensiva de Junior, pero ‘El Caracho’ Domínguez la mandó a las nubes. Los dirigidos por Insúa asecharon el área de Junior al término del primer tiempo, pero también le faltó puntería y con el empate se fueron a las duchas.

Fulgurante fue el inicio del complemento para el Cali exigiendo en dos oportunidades a Viera: Una de ellas en un mano a mano ante Cristián Nazarit y un posterior remate potente de Micolta.

Para jugar la última media hora del partido ‘Cheché’ se la jugó al ataque, excluyó al centrocampista de contención Jossymar Gómez, en lugar del atacante Luis Carlos Ruiz. Con lo que dejó a Luis Narváez como único en la zona medular. Pese a la modificación, Junior no conquistó el gol, lo que motivó la salida de Sheman Cárdenas por Víctor Cortés, pero los ‘rojiblancos’ seguían en la misma tónica, mucho toque y poca claridad en el último cuarto de cancha.

A los 82 minutos de juego Viera salvó a Junior, ahora en una llegada de Jair Iglesias por el sector derecho de la zaga local. Entró al área y remató de zurda para que el uruguayo se estirara y evitar así el gol azucarero.

Giovanni Hernández puso de pie al Metropolitano con un remate de media distancia que en una sola mano Castellanos envió al tiro de esquina. Acto seguido una media chilena de Luis Carlos Ruiz por poco se va al fondo.

Un ‘tiburón’ sin dientes encontró el gol en el último minuto cuando el Cali firmaba el empate. El lateral Héctor Quiñones corrió unos metros en el área, dribló a Camilo Ceballos y cruzado definió ante la salida de Castellanos para poner a celebrar a los barranquilleros en el Metro.

Tras su primera victoria en el torneo apertura colombiano, Junior piensa en el compromiso de Copa Libertadores el jueves próximo ante Universidad Católica de Chile.

5

Ramiro Cañas Guerra

Júnior venció a Cali en tiempo de adición



El juego que abrió la cuarta fecha del Torneo Apertura 2012 finalizó 1-0 a favor del onceno 'Tiburón'

La victoria es lo que cuenta y sirve, pero el 1-0 sobre el Cali del Atlético Júnior no puede ocultar que este tiburón no es el mismo que dio la vuelta olímpica en diciembre: le falta pegada, le falta peso en el área, no tiene gol. Por eso no extraña que el 1-0 hubiese llegado en el minuto 91 y a través de un jugador ajeno a las áreas como Héctor Quiñonez.

Lo curioso es que esa presencia ofensiva que le falta al tiburón sí que la tiene el Deportivo Cali. El verde que perdió en Barranquilla no es el mismo equipo débil y triste que fue humillado por Nacional en la primera fecha, pero en este arranque de la cuarta le perdonó la vida al campeón y eso le pasó factura en los últimos cinco minutos.

Porque el 1-0 no puede ocultar que el equipo que tuvo más y mejores opciones fue la visita. Cali le apostó desde el comienzo a aguantar en defensa, darle la pelota a 'Caracho' Domínguez (qué buen regreso el de este volante para el fútbol colombiano) y que éste surtiera de pelotazos aCristian Nazarit y Félix Micolta.

Las dos torres fueron una pesadilla para la defensa local, a la que arrastraron a placer, sin mencionar que cada centro fue una maldición que exigió a Viera. Pero algo tiene que hacer Insúa con la definición pues las opciones perdidas fueron para rosario: el cabezazo de Payares que Gómez sacó de la línea (15'), el mano a mano de Nazarit que se fue por fuera (20'), la que se perdió Micolta minutos después, el que Domínguez botó cerrando la primera parte...

El segundo tiempo fue incluso peor: al 49 Nazarit quedó solo frente a Viera en un mano a mano de vida o muerte, y su remate no alcanzó si quiera a engañar al uruguayo que le ganó el duelo de forma épica.

Mientras, Junior dependía del cambio de velocidad de Sherman Cárdenas y Vladimir Hernández, a la vez que Giovanny buscaba la forma de habilitar a un Páez que evidentemente no está cómodo en ese esquema diseñado para el ya ausente Bacca.

El tiburón tuvo un flojo primer tiempo y, si bien en el segundo se vio mejor, su única arma era la media distancia, que siempre encontró bien parado a Leandro Castellanos. 'Cheché' trató de darle profundidad con el ingreso de Cortés por Cárdenas, pero el 0-0 parecía cantado hasta que Quiñonez se coló por izquierda y, en la primera jugada de área de todo el partido para el dueño de casa, puso el 1-0.

Las opciones perdidas castigaron al Cali al minuto 91, y con uno de esos goles que no dan tiempo para respuesta el campeón sumó su primera victoria oficial del año. Ya era hora, por supuesto, pero ojo: a pesar de los tres puntos y el Carnaval, Junior nos sigue debiendo.

Junior también está de Carnaval: venció 1-0 a Cali en el último ataque



Héctor Quiñones marcó el gol de la victoria del campeón, que logró su primer triunfo en el torneo.

Atlético Junior sufrió, pero ganó. Los dirigidos por 'Cheché' Hernández insistieron siempre y pese a tener varios pasajes malos de partido, tuvo su premio en la última jugada de ataque.

Esa llegada al área de Héctor Quiñones, exDeportivo Cali, tras un gran pase de Luis Páez, fue el comienzo de un gol que se tardó en llegar, pero que merecía el partido por todas las opciones generadas.

Eso sí, Deportivo Cali tuvo llegadas más claras durante todo el trámite del compromiso. Una de Cristian Nazarit, quien completamente solo, mano a mano, enfrentó a Sebastián Viera y falló. Antes hubo un cabezazo de Pallares, pero Jossimar Gómez sacó el balón de la línea. Luego, Peralta, a dos metros de la línea de gol, definió como un defensa y mandó la pelota por arriba. Nadie podía creer tantas opciones de gol de un cali que mejoró notablemente desde aquel debut en donde salió vapuleado por Nacional, en Medellín. También hubo un remate de Álvaro Domínguez desde afuera del área y otra vez respondió Viera. Incluso, una llegada de Jair Iglesias, quien sacó un potente remate de pierna izquierda, pero volvió a atajar el arquero uruguayo que le puso un cerrojo enorme a su arco.

Junior, por su parte, no jugó bien. Careció de fuerza en la parte de arriba, de ideas, pero siempre tuvo la voluntad para quedarse con la victoria. Era un compromiso ganar para el conjunto juniorista, actual campeón, ya que luego de tres fechas no podía festejar. No podía ganar en el torneo.

Por eso, de tanto insitir y aprovechando que Cali se metió en su campo en los últimos diez minutos, llegó el gol de la victoria. Luis Páez aguantó bien la pelota y le pasó el esférico a Quiñones, quien definió como un gran delantero. El defensa, lateral izquierdo, definió con pierna izquierda y superó a Leandro Castellanos, quien había tenido una buena noche tras atajarle a Giovanni y a Gómez.

Junior prendió el Carnaval que también arrancó este viernes en Barranquilla. El campeón volvió al triunfo y eso era lo que le importaba al plantel y a su gente.

Por su parte, Deportivo Cali se fue con toda la amargura por la derrota. Pese a que jugó bien y mostró mejoría, no tuvo la definición necesaria para ganar en Barranquilla. Y lo peor, al final, cayó y se fue con las manos vacías.

lunes, 6 de febrero de 2012

Sin novedades, Atlético Junior viajó a Chile para debutar ante Unión Española


El actual campeón colombiano, Atlético Junior, viajó hoy a Chile, vía Panamá, para enfrentar el próximo miércoles al Unión Española de ese país, en compromiso de la segunda fase de la Copa Libertadores de América. El equipo de Barranquilla que en 1994 cumplió con su mejor participación en el certamen continental, tras llegar a la semifinal en la que fue eliminado por Vélez Sárfield de Argentina, desplazó en la mañana de este lunes a un primer grupo de 15 jugadores y a su técnico José ‘Cheché’ Hernández.

Viajaron Sebastián Viera, Jaider Romero, Andrés Felipe González, Daniel Briceño, César Fawcett, Luis Narváez, Jossymar Gómez, Vladimir Hernández, Giovanny Hernández, Luis Carlos Ruiz, Luis Páez, Juan Gilberto Núñez, Sherman Cárdenas, Maicol Balanta, Braynner García, y el médico del equipo, Carlos Rolong.

Y poco más tarde los jugadores Carlos Rodríguez, Víctor Cortés y Héctor Quiñónez, así como el delegado Héctor Fabio Báez, el asistente técnico José Manuel Rodríguez y el preparador físico, Santiago Santos, quienes se unirán al primer grupo en el Hotel Intercontinental de Santiago de Chile.

Esta será la duodécima participación del Atlético Junior en la Copa Libertadores de América, y la undécima del Unión Española.

Atlético Junior podría jugar en su debut con: Sebastián Viera, Jaider Romero, Daniel Briceño, Andrés Felipe González, César Fawcet, Luis Narváez, Jossymar Gomez, Luis Carlos Ruiz, Giovanny Hernández, Vladimir Hernández y Luis Páez.

El Real Cartagena venció 2-1 al Junior en el clásico costeño


Otra vez fue ‘auriverde’, el clásico fue para el Real Cartagena, equipo que venció 2-1 a Atlético Junior, en la segunda fecha de la Liga Postobón I. El partido se jugó en el estadio Jaime Morón ante unas 12 mil personas que corearon los goles del triunfo del equipo de casa.

Junior comenzó a poner las condiciones y aprovechó un autogol de Gonzalo Martínez para irse arriba en el marcador a los 13 minutos de juego. Martínez cabeceó mal y mandó el balón en su propio arco para el 1-0. Junior parecía tener maniatado a Real, mandaba en el terreno de juego, tenía el balón, pero carecía de profundidad. Pero el mismo visitante le dio vida al equipo local. A los 37 minutos, Sebastián Viera cometió un penal infantil al pegarle un manotón en el área a Angelo Rodríguez en las narices de Adrián Vélez, árbitro del juego, quien decretó penal. Oscar Castillo engañó a Viera y decretó el empate desde los doce pasos. El público coreó a rabiar el gol de ‘El Mantequilla’, como se le conoce al volante cartagenero. Real pudo irse arriba a los 43 con un remate de César Arias que no fue controlado de buena forma por Viera, pero Rodríguez falló en el remate final. En el complemento, Junior pudo irse en ventaja a los 51 con un remate de Giovanni Hernández y a los 53 con un mano de Luis Páez. A los 66 minutos, Donald Millán, libre de marca y dentro del área, desperdició una opción clara de gol para el equipo local. Pero el mismo Millán, a los 85 minutos, se encargó de marcar el gol de la victoria luego de cobrar de forma impecable y con pierna derecha un tiro libre al borde del área. Real volteó el marcador y volvió a demostrar que es el papá de Junior, equipo al que en los últimos años le ha pasado por encima de local y visitante.

"Real no planificó ganar de tiro libre, pero se nos dio": Vanemerak


El DT argentino del equipo 'heroico' dijo que su equipo ganó bien un clásico "cerrado" ante Junior.

De nuevo el personaje más exaltado del Real Cartagena, por la alegría que lo embargaba, era su técnico, el argentino Mario Vanemerak.

El entrenador celebró con ahínco el triunfo 2-1 frente al Junior de Barranquilla, en el estadio Jaime Morón de la ciudad 'Heroica', sobre todo porque su equipo pudo voltear el marcador después de comenzar perdiendo desde los 18 minutos del primer tiempo.

"Terminamos muy bien el partido, corriendo, aprovechamos la velocidad de los delanteros como Ángelo Rodríguez, Ánuar Guerrero desde que entró, César Arias... En términos generales jugamos mejor en el segundo tiempo que en el primero", dijo Vanemerak más reposado, en la rueda de prensa posterior al encuentro 41 en Liga entre Real y Junior.

Vanemerak destacó el gol de Donald Millán, con el que pudo obtener la victoria el cuadro local, mientras reconoció que no se planificó ganarle al último campeón colombiano a través de un tiro libre, como finalmente sucedió.

"En este partido teníamos que salir con la intención de ganarlo y empezamos en desventaja, se corrió bastante. El partido estaba cerrado pero sabíamos que lo podíamos ganar en una jugada de tiro de esquina o de un tiro libre, y bueno, afortunadamente se dio, no es que lo planificamos, se dio", agregó el DT.

Vanemerak también reconoció la capacidad de Millán, el autor del gol decisivo y destacó su clase a pesar de no encontrarse todavía al tope de su rendimiento:

"A jugadores como Donald Millán a veces uno tiene que aguantarlos. Sabemos que él todavía no está al ciento por ciento de su capacidad. Yo lo veía al final sin piernas porque habia corrido bastante y había jugado bien, pero lo aguaté porque no podía quedarme sin creación. En cualqier momento con él podía venir un pase de gol o un tiro libre, él también tiene la virtud de cabecear muy bien defensiva y ofensivamente. Él me decía: "Aguantame, 'profe', aguantame". Y al final me dio para terminar el partido y para ganarlo", puntualizó el técnico del Real Cartagena.

En la tercera fecha de la Liga Postobón I-2012, el cuadro 'heroico' volverá a jugar de local, esta vez frente al Deportivo Cali, el sábado 11 de febrero a las 8 p.m.

Redacción Futbolred.com