Loading...

domingo, 30 de septiembre de 2012

CARLOS BACCA MARCA SU GOL #7 Y SU EQUIPO SIGUE LIDER


El colombiano CARLOS BACCA marso su gol numero 7 de penal en la liga JUPILER  de BELGICA, el gol fue convertido al minuto 24 del primer tiempo, con este gol de penal el equipo BRUGES empato el partido a 1-1, luego el mismo Bacca creo la jugada del segundo gol de su equipo cuando perdían por 2-1. En el segundo tiempo le anularon un gol por su puesto fuera de lugar donde el juez de linea levanto la bandera cuando el el  jugador se encontraba en posición licita, tuvo dos jugadas importantes que pudieron ser gol pero el guardameta del equipo contrario lo impidió. Con este empate su equipo es único líder con 21 puntos y CARLOS BACCA sigue como goleador de la liga JUPILER con  7 tantos.




Carlos Bacca, convocado para mostrar su talento con Colombia

por el diario MARCA.COM

DICE QUE "ES UN ORGULLO" ESTAR EN EL SELECCIONADO NACIONAL



El talentoso atacante costeño Carlos Bacca fue convocado a la selección Colombia, según publicó su club actual, el Brujas de Bélgica, en su página web. El delantero dice no haber recibido notificación de parte de la Federación Colombiana de Fútbol (FCF), pero desde ya afirma que "es un sueño y un orgullo vestir la camiseta de la selección".
El Hijo de Puerto Colombia vuelve a su tierra, o muy cerca de ella, porque está ubicado a poca distancia de la ciudad en donde fue figura como delantero estrella del Junior, Barranquilla, lugar al que ahora regresa a demostrar su valía en el seleccionado Cafetero.
El club belga difundió la noticia este jueves en su página web y en su cuenta oficial de Twitter, donde la prensa colombiana pudo dar voz a sus compatriotas del llamado. Una convocatoria que responde a su gran inicio temporada con el tradicional equipo, donde lleva 6 goles marcados y se comienza a consolidar como figura.
Bacca fue entrevistado por el popular programa radial colombiano del periodista Jaime Dinas, donde dijo: "Uno trabaja día a día para ganarse un lugar, pero los delanteros nos hacemos sentir con goles,por eso me concentré con entrega en mi club para ser tenido en cuenta en mi país".
"El club publicó en la página oficial la noticia de la convocatoria a la selección, pero solo hasta el viernes tendré contacto con ellos donde me informarán oficialmente", dijo el Hijo de Puerto Colombia.
También tuvo palabras para elogiar la labor de los atacantes Cafeteros en tierras europeas y el excelente nivel en el que están. "Afortunadamente los delanteros colombianos estamos pasando por un gran momento en diferentes ligas y todos competimos por una oportunidad, pero es una alegría saber que se tiene en cuenta el trabajo que realizamos los futbolistas internacionalmente".
En este sentido, se mostró optimista al referirse al próximo reto del seleccionado de Colombia ante su similar de Paraguay. "Es un sueño y un orgullo vestir la camiseta de la selección Colombia y es una linda oportunidad de mostrar las condiciones, todos los futbolistas colombianos queremos hacer parte del proceso y es bueno llegar en un momento importante para la Eliminatoria".
No obstante, fue prudente al hablar del rival, una golpeada Paraguay.  "No le está yendo bien, pero es un rival peligroso que ha sido protagonista, no querrá perder con Colombia para no quedar lejos en la Eliminatoria, es obligación jugar con tranquilidad y sumar los tres puntos porque jugamos en casa".
Hasta el momento la FCF no ha emitido la convocatoria oficial ni anunciado quienes acompañarán a Bacca para enfrentar en Barranquilla a Paraguay. Pero por lo pronto se sabe que el de Puerto Colombia puede ser un complemento excelente para quienes están poniendo los colores de la camiseta en alto: Falcao, Teo, James, Zúñiga, Torres, Aguilar, y todos los Cafeteros.
Sígueme en Twitter: Salsero77

DANIEL ARMIROLA R. 29/09/12 - 00:42.

Junior “dio papaya” y perdió su invicto en Bogotá

por DEspectacular.com




Junior de Barranquilla perdió el invicto en el torneo, tras perder 2-0 con Millonarios en Bogotá. Los capitalinos anotaron un gol en cada tiempo. Ambos equipos terminaron con diez jugadores.
Junior arrancó jugando bien, con toque rápido en terreno rival. Mantenía alejado a Millonarios de su área, y creo la primera opción del partido a los 11 minutos, cuando Dayro envió un buen pelotazo a Teo, que remató con poca fuerza a la manos del arquero.
Vladimir Hernández se empezó a destacar en Junior con su movilidad, y fue constante blanco de faltas por parte de los azules. A los 22 minutos llegó la llegada más clara de Junior. Nuevamente Dayro habilitó a Teo, quien solo, con el arquero vencido, no pudo rematar. El delantero pisó la bola, se enredó, y la zaga azul pudo enmendar su error inicial.
A partir de ahí Junior cedió terreno. Aunque mantenía en control el partido, empezó a perder el balón en su propia cancha, y aparecieron las faltas cerca del área. En el minuto 36, tras una falta cometida por Macías, llegó el gol de Millonarios. Otálvaro metió el centro y Henríquez cabeceó ante la pasividad de la defensa tiburona. Macías perdió la marca y el central capitalino cabeceó sin oposición.
Con la ventaja, Millonarios administró el balón esperando el final del primer tiempo, pero llegaría otro punto de inflexión en el partido antes del final del mismo. En tiempo de reposición, Teófilo Guitiérrez vio su segunda amarilla del partido, por agresión a Pedro Franco. En la imagen de televisión se muestra que el delantero tiburón abre los brazo y hay contacto. Los jugadores rojiblancos reclamaron que previamente hubo agresión de Franco, además de la demora para darle aviso al central del cuarto árbitro, aparentemente motivado por los reclamos del banco embajador.
Con desventaja en marcador y en jugadores en cancha, Junior salió en el segundo tiempo a buscar el empate, pero Millonarios aprovechó la superioridad numérica para tomar el dominio del partido. Vladmir Hernández seguía siendo el jugador diferente en Junior, en el minuto 51, tras una buena jugada individual, habilitó a Vélez, pero su centro no fue bueno.
Pero Millonarios si hizo valer su ventaja. Al minuto 57, Juan Ortiz remató desde fuera del área, y la colocó fuera del alcance de Viera. Dos goles de diferencia, que fueron suficientes hasta el final del partido, aunque dos minutos después del gol, Millonarios se quedó con diez jugadores por agresión de Cosme sobre Nieves.
Junior no pudo sacudirse, y Millonarios supo tener la pelota. En medio de la confusión tiburona, el banco no tuvo la solución. Por el contrario, sacó a sus mejores hombres (Vladimir y Dayro), y perdió fútbol. Solo en una jugada aislada, donde Ruiz fue derribado, un cobro de tiro libre de Giovanni Hernández llevó peligro con un remate muy cerca del palo.
Primera derrota de Junior en el torneo. No es momento de crisis, ni mucho menos, pero, luego de un buen arranque de partido, Junior se fue diluyendo. Hay un mal nivel de la primera línea de volantes, especialmente Narváez, y Teo volvió a parecer displicente, con el añadido de la irresponsabilidad de la expulsión. Y cuando las individualidades no pesan, no aparece un juego colectivo que lleve a Junior adelante. El arbitraje de Óscar Gutiérrez no fue bueno, fue permisivo para los locales, a Vladimir y a Dayro les cometieron varias infracciones que en varias ocasiones no fueron pitadas; y aunque esto pueda tener alguna influencia, no fue la razón principal de la derrota. Junior “dio papayas” defensivas y disciplinarias, que llevaron al traste un partido que prometía más.
El partido de la recuperación puede ser este miércoles en el Metropolitano, cuando a las 8:00 de la noche Junior reciba al Huila, por la doceava fecha de la Liga.
Redacción: Edgardo Martínez M.
@edmartinezm

RAZONES DE UNA DERROTA


por HUGO ILLERA
DIARIO-DEPORTES.COM

El análisis de la pérdida del invicto del Junior de Barranquilla ante Millonarios (2x0) se ha enmarcado en dos situaciones claras que lo afectaron decididamente. La primera, el gol de Oswaldo Henríquez a los 35 minutos de juego. La segunda, la expulsión de Te9filo Gutiérrez a 46 minutos del primer tiempo. El golazo espectacular de media distancia de Ganiza Ortiz fue eso, un soberbio gol sin más vueltas. El gol de Henríquez y la expulsión de Te9filo tienen sus propias historias que bien merecen ser contadas. 

Comencemos por lo de Te9filo. La expulsión tiene enojada a mucha gente. Por el bien de nuestro goleador y de su inmediato futuro, alguien deberá hablarle. Alguien cercano a él, o del cuerpo técnico o del club. Hay que hablarle con claridad para que reaccione porque Te9filo no solo está haciendo jirones de su propia grandeza sino que está poniendo en duda su futuro. Si pudiéramos regresar el tiempo desearía ver al Te9filo aquel. El pelao humilde que casi ni  hablaba, el que anotaba los goles y el que maravilló a Colombia entera y la rindió a sus pies. El Te9filo que se fue a Turquía y Argentina de donde nos lo devolvieron cambiadísimo. De allá vino conflictivo, problemático y pegón.


Había decidido no tocar el tema personal de Te9filo porque no quiero chocar ni con él, ni con su familia a la que aprecio. Su padre lo sabe. Pero seguir con el silencio cómplice mientras Te9filo sigue armando líos en las canchas no es bueno. A veces me aburre tocar estos temas porque los jóvenes, cuando intentan triunfar, son “amigos” de los periodistas pero, cuando triunfan y adquieren cierto estatus deportivo los periodistas son “habladores de paja y cansones”. No obstante, somos los que peleamos por ellos, los que los defendemos y los que los pedimos para la selección.

Te9filo le sirve al Junior y a Colombia como goleador y punto. No le sirve como generador de conflictos. Sirve en la cancha. No suspendido fuera de ella. Desde cuando está en Junior, a Te9filo le han mostrado 6 tarjetas amarillas y una roja. Es decir, ha sido suspendido dos veces. Una por acumulación de amonestaciones y otra por expulsión. Y solo van 11 fechas de la Liga Postobón. Las tarjetas las ha recibido por todo: por faltas, por simular, por discutir y por pegar como en el partido ante Millonarios.

Te9filo es el jugador más caro en el fútbol profesional colombiano y debe recordar que el gran público, los seguidores del Junior, los que lo volvieron ídolo quieren verlo jugar y anotar goles. Para eso compran una boleta. No quieren verlo de camorrero lejos de las canchas.
Dejar a su equipo con uno menos, a la altura de Bogotá, donde pesa correr para quienes vivimos a la orilla del mar es, claramente, una irresponsabilidad y una inconciencia terrible para quien debe ser un líder natural dentro del grupo. Cuando salió expulsado no solo se fue él, sino los goles del equipo. Esos mismos por lo que el Junior le paga. Y bastante.

El otro “enreda la pita” del partido ante Millonarios fue el gol de Oswaldo Henríquez (a los 35 minutos del primer tiempo) que fue el principio de la derrota. ¿Quién debía marcar a Henríquez?, le preguntamos al DT Cheché Hernández. Debía marcarlo Armando Nieves. Estaba planificado así y se lo gritó permanentemente el técnico para que no lo olvidara. Pero lo olvidó y Henríquez marcó un gol de cabeza.

Lo de Nieves es un caso parecido al de Te9filo. El periodismo y la gente lo pide, “pelea” por él pero cuando es incluido no rinde. Se le olvidan las cosas. Con la llegada de Diego Amaya, que le quitó el puesto a Nieves, Junior ha mejorado la defensa en el juego aéreo. Amaya no jugó ante Millonarios por suspensión, volvió Nieves y volvieron los goles de cabeza en contra.

Nieves debía estar con Henríquez, Macías con Jorge Perlaza. En el cobro de tiro libre de Harrison Otálvaro, Nieves perdió la referencia de Henríquez. Macías saltó con Perlaza. Sebastián Viera no salió a “puñetear” cuando debió hacerlo y, cuando Henríquez cabeceó no tuvo reacción y se quedó mirando la trayectoria del balón.

Hubo un concurso de situaciones que comenzaron por el olvido de Nieves. ¿Si Nieves no se ayuda, cómo se le puede pedir al técnico que sea titular?.

Algunos amigos me preguntaron porque Vladimir Hernández salió del terreno de juego e ingresó Luís Carlos Ruiz (a los 19 minutos del segundo tiempo). La razón es que lo habían molido a patadas. Oscar Alexis Gutiérrez y sus líneas fueron cómplices silenciosos de la mano de patadas que recibió el pequeño gigante de la zona de volantes creativos del Junior.

Y a seguir en la brega. Junior tiene un equipo para pelear el título siempre y cuando cada quien cumpla con la función para la que fue contratado. Solo fue un tropezón a la altura de Bogotá donde el equipo barranquillero solo ha ganado 13 partidos de 99 en toda su historia vs. Millonarios.

Millonarios acaba con el invicto de Júnior y es único líder de la Liga

por ELESPECTADOR.COM

Cesó la horrible semana para los hinchas embajadores. Luego de la vergonzosa derrota en Madrid por 8-0 y perder con el Chicó 0-1 en casa, los jugadores mostraron este sábado amor propio por el equipo y le ganaron al que hasta hoy era colíder de la Liga Postobón.Henríquez y Ortiz anotaron los goles para Millonarios y quedó muy cerca de la clasificación a los cuadrangulares semifinales. (Ver video de los goles del triunfo de Millonarios)

El juego comenzó con el equipo visitante controlando el partido, Millonarios parecía entrar afectado anímicamente por la dura semana que había atravesado, sin embargo poco a poco fue retomando confianza y emparejando el partido.

Las defensas de los dos equipos fueron organizadas y recias, lo que provocó que no hubiera muchas opciones claras de gol en los primeros minutos. Sólo simples disparos al arco fácilmente controlados por ambos porteros se vieron en ese tramo del juego.

Al minuto 21 se presenta la primera opción clara de gol para el Júnior de Barranquilla,Teófilo Gutiérrez quedó solo frente al arco, pero falló en la terminación de la jugada.

El gol que abrió el marcador llegó al minuto 36, luego de un espectacular cobro de tiro libre de Hárrison Otálvaro, que le metió un centro perfecto a Oswaldo Henríquez, quien le ganó el salto a los defensas tiburones y de un potente cabezazo venció a Viera.

El gol le dio confianza a los embajadores que comenzaron a mostrar superioridad y a controlar el juego, tanto así que terminando la primera parte, por poco y por la misma vía del cabezazo, Henríquez marca el segundo.

En la última jugada de la primera mitad, Teófilo Gutiérrez le pegó un codazo a Pedro Franco y vio la segunda amarilla que lo dejó fuera del partido.

Con un jugador menos salió el Júnior al segundo tiempo y eso lo supo aprovechar bienMillonarios. Siempre controló el balón, le dio buen  manejo y prácticamente volvió a los jugadores del equipo barranquillero como espectadores.

Al minuto 57 los embajadores ampliaron el marcador con un verdadero golazo del paisaJuan Esteban Ortiz, quien jugó de titular en remplazo de un lesionado Elkin Blanco.‘Ganiza’ recibió un centro a ras de piso de Jarol Martínez y remató desde fuera del área a todo el ángulo superior derecho del arco norte de El Campín.

Este gol fue definitivo,  y a pesar de que Wilberto Cosme salió expulsado justo después del gol, los visitantes no ejercieron mayor peligro contra el arco de Luis Delgado y Millonarios, cómodo con los tres puntos en el bolsillo, le dio manejo al juego.

Dos de las novedades del equipo bogotano marcaron gol. Oswaldo Henríquez quien remplazó al panameño Román Torres cumplió en defensa y abrió el marcador, mientras tanto Juan Esteban Ortíz fue un líder en la mitad del campo, se entendió bien con Jhonny Ramírez y marcó.

Esta representa la séptima victoria en este campeonato para Millonarios, que  está a prácticamente a solo cuatro puntos de clasificarse a los cuadrangulares semifinales de laLiga Postobón, llegando a 23 unidades a falta de siete fechas por jugar.

Millonarios derrotó 2-0 a Junior y se consolidó en el liderato


Los goles 'azules' fueron obra de Oswaldo Henríquez y de Juan E. Ortiz. Acumulan 23 puntos


La victoria de Millonarios, este sábado en El Campín, 2-0, con el Junior, fue como un bálsamo para sus seguidores y para el plantel, luego de una terrible semana, tras la derrota 8-0 con el Real Madrid y la caída 0-1 con el Boyacá Chicó por el rentado local.

Era un partido definitivo en el que la victoria era casi que obligatoria para hacer olvidar los 'tragos amargos' del pasado miércoles. Los tres puntos no solamente le sirvieron al conjunto capitalino para levantar la cabeza, sino que con ellos logró acomodarse en el primer lugar de la tabla de posiciones.

El defensa central Oswaldo Henríquez señaló el camino del triunfo, cuando en el minuto 35 del primer tiempo, con un cabezazo venció la resistencia del golero visitante, Sebastián Viera.

El tanto llegó en un momento clave, pues Junior jugaba mejor que el elenco azul y había creado la opción de gol más importante, cuando Teófilo Gutiérrez, increíblemente, erró debajo del arco la apertura del marcador, luego de un pase desde la derecha de Dairo Moreno.

Gutiérrez fue el protagonista de una jugada que desequilibró el compromiso. Al minuto de reposición del primer periodo, el delantero ñero se hizo expulsar, tras el codazo que le propinó al defensa Pedro Franco.

Junior no se pudo levantar de esa acción, pues se quedó con 10 jugadores, perdió a su mejor delantero y ya estaba abajo en el marcador, 1-0.

En el complemento, la intención del equipo dirigido por José Hernández era buscar el empate, pero pronto Millos selló el triunfo, con el golazo de Juan Esteban Ortiz, que desde fuera del área conectó un remate que no alcanzó Viera. Corría el minuto 11.
Junior no se pudo levantar de ese segundo gol jamás, mientras Millonarios le dio trámite al partido, conservó el balón y le quitó el invicto a su rival de 10 fechas.

Wilberto Cosme, el delantero azul, dejó a su equipo con 10, luego de hacerse expulsar por un codazo.

Junior decepcionó en El Campín. Poco, casi que nada, hizo el temido tridente del fútbol colombiano: Giovanni Hernández, Moreno y Gutiérrez, los tres se vieron inferiores frente a la férrea marca de la defensa azul.

Millonarios terminó el partido mandando con autoridad, tocando, burlándose futbolísticamente de un rival débil que quedó en deuda, mientras en la tribuna sus fieles seguidores cantaban el ole, olvidándose del terrible miércoles que vivió la historia del club.
Millonarios es líder del torneo y el triunfo llegó en el momento oportuno, que le da la opción de levantar la cabeza y dejar los malos ratos atrás.

MILLONARIOS LÍDER INDISCUTIBLE DE LA LIGA

El cuadro 'Embajador' superó a Junior, continúa como líder y le quitó el invicto de la Liga Postobón al cuadro 'Tiburón'.

Atrás quedaron las caras de tristeza por lo sucedido en Madrid, y sus hinchas volvieron a ver al Millonarios aguerrido, dinámico, colectivo y alegre que se caracterizo durante la primera parte de este semestre. Ya los aficionados sueñan con la entrada temprana a los cuadrangulares finales de este semestre.

En los primeros minutos del partido el visitante fue quien inquietó el arco azul con la posesión del balón del “Tridente Tiburón” (Dayro, ‘Teo’ y Giovanny Hernández). Por su parte, Millos fue errático en sus pases y solo aprovechaba con pelotazos la velocidad del nuevo refuerzo, el caucano Jorge Perlaza, quien no generó mucho peligro en arco rival.  

Sin duda, Junior no vino a Bogotá a especular, su ataque fue osado. El técnico ‘Cheche’ Hernández adelantó sus líneas marcando en la propia  zona de los capitalinos.

Pasaron 15 minutos para que Millonarios equilibrara el partido. Se acordaron de tener el balón y utilizar a Mayer Candelo y a Harrison Otálvaro  como armas desequilibrantes en la mitad del campo.

6:09 pm, la hora del gol

Cerca de 20 mil aficionados se levantaron de sus puestos, con el cobro de tiro libre por zona izquierda ejecutado impecablemente por Harrison Otálvaro y el posterior cabezazo del samario Oswaldo Henríquez, que abrió la cuenta y le dio seguridad a los dirigidos por Hernán Torres.

Lunar de la primera parte

La mala conducta se vio finalizando el primer tiempo cuando el cuarto arbitro Harold Perilla le informó al juez central Oscar Gutiérrez de una agresión sin balón del delantero ‘Teo’ Gutiérrez a Pedro Franco. El juez, al informarse de esta notificación, no dudó en sacarle la segunda tarjeta amarilla a ‘Teo’ y la posterior  roja al minuto 45.

La segunda mitad de la gloria

El segundo tiempo fue Millos quien se apoderó del balón. La actitud y la mentalidad fueron distintas. Se vio a un Millonarios más dinámico, con pases precisos y colectivos.

Por su parte, Junior con un hombre menos solo apelaba a los pelotazos enviados por los Hernández (Vladimir y Giovanny) al solitario Dayro Moreno que no tuvo una de las mejores noches en ‘El Campín’.

Las cargas se emparejaron cuando Millos se quedó sin uno de sus delanteros por expulsión. El afectado fue Wilberto Cosme, quien vio la segunda tarjeta amarilla por agresión a un contrario.

Gol del triunfo

El gol que le dio tranquilidad a la hinchada “Embajadora” llegó en los pies de Juan Esteban Ortiz al minuto 56.

La jugada comenzó en una recuperación de balón por parte del lateral Jarol Martínez, que asistió ‘Ganiza’ Ortiz, quien sin dudarlo, le pegó un zapatazo y la clavó en el ángulo del arco defendido por Sebastián Viera.

Luego del segundo gol, Millonarios fue el dueño del balón, por momentos se vio un equipo distinto al que se vio contra Santa Fe y Real Madrid, tanto que los mismos jugadores con su tocata animaron al público a cantar el popular ole.

Solo una llegada de peligro generó Junior al minuto 79. Un tiro libre cobrado por Giovanny Hernández, que pasó cerca del ángulo.

No hubo más contratiempos para Millonarios, líder absoluto de la Liga Postobón con 23 puntos, que además despojó del invicto al cuadro barranquillero.

Ahora el equipo ya piensa en Palmeiras por los octavos de final de la Copa Sudamericana, partido que se jugará  este martes 2 de octubre.

Millonarios es el único líder de la Liga al vencer 2-0 a Junior

por FUTBOLRED.COM


El equipo azul acabó con su mala racha y con el invicto 'tiburón'. Expulsado 'Teo' Gutiérrez.
Millonarios necesitaba un triunfo así, como el de este sábado en El Campín, para quitarse de encima la mala racha que lo acompañó esta semana, para volver a creer en sí mismo y demostrar que ese par de reveses del miércoles anterior, en especial el 8-0 ante Real Madrid, ya es cosa del pasado y de las anécdotas.

Frente a un marco generoso de hinchas, que confirmaron su apoyo en las buenas y en las malas, el equipo 'embajador' obtuvo un triunfo bien logrado frente a un Junior que amenazaba con quitarle el liderato, por lo que de nuevo es el único dueño de la punta de la Liga Postobón II-2012, ahora con 23 puntos.

Ganó bien Millonarios, pese a un comienzo marcado por la irregularidad y las dudas, así como por la superioridad del Junior, que del medio campo para arriba causó peligro y metió miedo con sus cuatro figuras: Teófilo Gutiérrez, Dairo Moreno, Giovanni Hernández y Vladimir Hernández. Sin embargo, del medio campo hacia atrás, el conjunto 'tiburón'  parecía otro por la lentitud y la escasa técnica de sus jugadores.

Incluso,  estuvo muy cerca de abrir el marcador primero, a los 21 minutos de juego, cuando Dairo ganó en velocidad por la derecha y le mandó un centro preciso a 'Teo', quien solitario frente al arco se enredó con la pelota y no pudo meterla dentro. Fue una acción insólita, dadas las condiciones del goleador barranquillero.

Esta jugada cambió el curso del partido, porque casi en seguida Millonarios se despertó del letargo y empezó a dominar la pelota y a aproximarse al arco de Sebastián Viera, con hombres que por primera vez se veían juntos en la titular: Harrison Otálvaro y Mayer Candelo en la creación, Wilberto Cosme y Jorge Perlaza en la delantera.

La anotación que abrió la cuenta en El Campín llegó producto de las faltas repetidas que Junior cometía cerca de su área. A los 40 minutos, precisamente en el cobro de una de ellas, Otálvaro mandó la pelota delante del punto penalti y allá, arriba, llegó el defensa Oswaldo Henríquez para saltar más y mejor que los zagueros junioristas y de cabeza decretar el 1-0.
La expulsión de 'Teo'
El partido se hizo más favorable para los intereses ganadores de Millonarios al final de la primera parte, cuando 'Teo' le dio un codazo en la cara a Pedro Franco y fue expulsado al recibir su segunda tarjeta amarilla, pese a que el árbitro, Óscar Alexis Gutiérrez, no vio la jugada y fue informado por el cuarto juez, un hecho que generó las protestas airadas de los jugadores del Junior y también del cuerpo técnico.

Sin su principal figura, y con uno menos en la cancha, el conjunto barranquillero modificó su libreto y se decidió por el contragolpe para buscar el empate. Sin embargo, no le dio resultado porque a los 11 minutos del segundo tiempo, Juan Esteban Ortiz anotó el 2-0, que fue un golazo por el disparo colocado de media distancia que mandó la pelota arriba, pegada al palo izquierdo del arco 'tiburón'.

Con el 2-0, Millonarios se robusteció en su juego, volvió a ser el equipo dominante y efectivo de casi todo el campeonato y sometió a un Junior que no le encontró la vuelta al partido ni siquiera con los ingresos de Luis Carlos Ruiz y Sherman Cárdenas. De tal manera, dejó en El Campín su invicto de diez jornadas y una imagen de equipo desequilibrado de los pies, porque es muy bueno atacando pero malo defendiendo, y de la cabeza, porque expulsiones como la de 'Teo' no tienen justificación.

Dos detalles finales: Wilberto Cosme tampoco usó la cabeza para jugar y en una acción similar a la de 'Teo' (le dio un manotazo en el rostro a un rival) fue expulsado con tarjeta roja directa, al igual que el arquero suplente de Junior, Carlos 'Peto' Rodríguez, por insultar desde el banco de emergentes al árbitro.

Millos tumbó invicto de Junior



Foto | Colprensa | NUEVO ESTADIO.COM Primer tiempo entre Millonarios contra Junior de Barranquilla.
Millonarios vuelve a congraciarse con su fiel fanaticada al vencer 2-0 al Junior de Barranquilla en El Campín, tras la aparatosa caída sufrida el miércoles ante Real Madrid, un 26 de septiembre, por 8-0, la mayor goleada sufrida por el prestigioso equipo bogotano.
Por eso, los jugadores de la camiseta azul, salieron a reivindicarse con la hinchada y a fe que lo consiguieron al someter al onceno tiburón que ha resignado el invicto que traía a lo largo del segundo semestre.
Millos fue superior de principio a fin. Es cierto que en el primer tiempo todo fue más parejo, porque Junior intentó hacerse de la pelota con Giovanny Hernández como principal protagonista. Incluso, la mejor opción de la primera parte se le presentó a Teófilo Gutiérrez pero se enredó con la zurda cuando apenas necesitaba empujar la pelota en un centro preciso de Dayro Moreno, quien estuvo muy debajo de su verdadero nivel.
En la etapa final Millonarios definió el juego con un cabezazo de Oswaldo Henríquez en un centro de Harrison Otálvaro, apenas comenzando el segundo período y un pelotazo de Ganisa Ortíz que se metió en el ángulo superior de la portería defendida por el uruguayo Sebastián Viera.
La expulsión de Teófilo Gutiérrez, el cotizado goleador ñero, facilitó, por supuesto la victoria de Millonarios por la ventaja numérica de jugadores y la salida de un delantero tan peligroso.
La victoria la selló Ganisa Ortíz, quien venía siendo suplente, al despedir de media distancia un bombazo espectacular que hizo inútil la estirada de Viera.
Junior defraudó una vez más en Bogotá, una plaza que históricamente, le ha sido esquiva. La calidad de Giovanny Hernández es de lo poco rescatable en el equipo dirigido por Cheché Hernández.
Ahora suma 23 puntos, es líder único y está virtualmente clasificado para los cuadrangulares.
Palmeiras lo espera el martes en el juego de ida de los Octavos de Final de la Copa Suramericana.
Henry Jiménez Astudillo
Nuevo Estadio
Bogotá

Junior perdió su invicto y entregó el liderato a Millonarios


por LATITULAR.COM

Millonarios venció 2-0 al Junior en Bogotá, con goles de Oswaldo Henríquez y Juan Esteban Ortiz, en partido correspondiente a la fecha 11 de la Liga Postobón II. Con este resultado el cuadro capitalino se posicionó como único líder de la competición con 23 puntos y acabó con un invicto de 12 fechas del cuadro barranquillero.
En los primeros minutos de juegos Junior tuvo mayor posesión de pelota, con un medio campo que dominaba el útil pero con poca profundidad, sólo Dayro Moreno por derecha intentaba superar la defensa azúl con su velocidad.
Por su parte, Millonarios tampoco era claro y se estrellaba con la defensa del visitante cuando intentaba atacar. Junior era más rápido y generaba peligro, pero no definió las pocas que tuvo, en especial la más clara del partido en los pies de Teo Gutiérrez que increíblemente no terminó en gol.
Poco a poco el local fue metiendo más en su campo al rival, que tenía que recurrir a las faltas para detener la ofensiva azul. Fue así como al minuto 35, tras un cobro de costado, llegó el primer gol de la noche, gracias a un cabezazo de Henríquez.
Cuando finalizaba el primer tiempo Teófilo Gutiérrez fue expulsado por doble amonestación en el Junior, lo que generó una enorme polémica entre jugadores y cuerpo técnico de Junior contra el cuarto árbitro quien señaló al juez central un supuesto codazo del artillero sobre el defensor Franco.
En el inicio de la segunda parte de nuevo ambos conjuntos salieron a imponerse, pero al Junior se le notaba la desventaja numérica y Millonarios aprovechaba los espacios que dejaba en el fondo. Al minuto 56 el local anotó el segundo, un golazo de Juan Esteban Ortiz de media distancia, en el que no pudo hacer nada Viera.
Dos minutos después Wilberto Cosme se fue expulsado, por dar un arañazo en la cara a Armando Nieves, lo que dejó a los dos equipos con 10 hombres.
El visitante intentó reaccionar, pero se vio faltó de ideas, no produjo peligro en el arco de Delgado y por el contrario estuvo más cerca el tercer gol del local que el descuento. Por su parte Millonarios procuró darle trámite al partido, defendiéndose con el balón y en ocasiones buscando profundidad.
En el tramo final del encuentro no hubo muchas opciones de gol, porque el local prefería no arriesgar y mantener la ventaja, y porque el visitante no producía nada al ataque.

En la próxima fecha, que se jugará entre semana, Junior recibirá al Atlético Huila, mientras que Millonarios visitará al Deportes Tolima.

Junior quedó con 20 puntos, mientras que Millonarios con 23 unidades es líder solitario de la Liga Postobón.



jueves, 27 de septiembre de 2012



por HUGO ILLERA
DIARIO DEPORTES

Si no puedes ganar, empata. Así de sencillo. Puede parecer una frase de filosofía barata pero es cierto. Los técnicos y sus equipos de fútbol deben sincerarse ante la evidencia cuando su rival juega mejor y lo complica. Entonces, hay que tomar las previsiones para no perder. Sobre todo cuando juegas en casa. Eso hizo Cheché Hernández, DT del Junior de Barranquilla, anoche en el juego 1x1 vs. Santa Fe. El actual campeón colombiano jugó muy bien, con fútbol aplicado y basado en la tenencia del balón, casi de manera permanente, y desconexión de Giovanni, Dayro y Teófilo. Para la segunda parte, Cheché sacó a Francisco Rodríguez y metió a Jossymar Gómez para buscar la posibilidad de tener el balón y sacar al equipo del fondo. No pudo Jossymar. Entonces, echó mano de Sherman Cárdenas por Luís Carlos Ruiz para el mismo efecto. Tampoco funcionó el tema y, entonces,  Luís Narváez, Diego Amaya y Harold Macías se pusieron al frente del plan defensivo para no perder el juego. La cosa funcionó, el defensor Arol Reyes puso a ganar al Junior hasta el penal convertido por Omar Pérez. Después de ello, a pesar del error en la marca, que originó el penal, los defensores sacaron el partido adelante. El mismo que no se pudo ganar pero que, no se perdió. Eso fue lo más destacado del Junior, la noche del miércoles. No jugó bien, Santa Fe fue mucho más pero… no perdió. En el mundo de los resultados eso es, de hecho, un mérito importante.
No recuerdo haber visto a un equipo en Barranquilla pelearle el partido “a cara e perro” al Junior como lo hizo Santa Fe. Lo apretó en su propio campo, le quitó el balón, no lo dejó salir desde el fondo, le desconectó al tridente de Teófilo, Dayro y Teófilo y se volvió a amo y señor de la historia del juego. Junior casi no operó en ataque. Cero llegadas, cero peligro. Mérito del DT Wilson Gutiérrez del Santa Fe. Nadie esperó eso y eso hizo, toda una sorpresa.

Pero, nada es perfecto. Santa Fe no tuvo a sus goleadores en su noche. Ni Cabrera, ni Martínez Borja. Entonces, al no integrarlos, o no encontrarlos se dedicó a levantar el balón. Por derecha y por izquierda pero, y ese fue su único error, haciéndolos repetitivos y telegrafiados. Casi todos cayeron en las manos de Sebastián Viera sin mayor esfuerzo. Le faltó puntería a pesar del buen trabajo táctico implementado y desarrollado.
Junior hizo su partido más discreto en las diez fechas. El equipo se partió. El circuito defensivo fue activo, toda la noche, con virtudes y defectos, pero con ganas. El circuito ofensivo no estuvo, no apareció, deambuló sin encontrarse nunca. O mejor solo una vez cuando Arol Reyes buscó a Teófilo y lo encontró a través de una pared, de un taco maravilloso y un remate espectacular para el gol del Junior.
Destaco la sinceridad de ambos técnicos. La de Wilson Gutiérrez que explicó cómo y por qué vino a Barranquilla a hacer el planteamiento disciplinado que hizo. La de Cheché Hernández porque reconoció, sin tantas vueltas, que su equipo no jugó bien y que Santa Fe vino a hacer un planteamiento que pocas veces se ve en un equipo visitante en el Metro.
Por tanto, a pesar que se pueda ver el vaso medio vacío, después de todo lo veo medio lleno. Porque Junior sin jugar bien no perdió, porque continúa invicto, porque es el equipo goleador del torneo, porque alcanzó a Millonarios en la suma de puntos en el primer lugar de la tabla y porque, a pesar del parpadeo de anoche, no cabe duda que el equipo barranquillero está para pelear la Liga Postobón.
09-27-2012

Junior es el único invicto del Torneo Finalización


El equipo cardenal fue mucho más en todo el partido, pero no fue suficiente para llevarse los tres puntos ante el Junior. Los equipos igualaron a un gol en el Metropolitano de Barranquilla.

El primer tiempo se fue sin goles, aunque el equipo bogotano tuvo varias oportunidades de abrir el marcador desde el primer momento.

Para el segundo tiempo, Junior abrió el marcador, con una excelente jugada del lateral izquierdo Arol Reyes, que sacó un remate de esquina el cual venció al guardametas santafereño al minuto 56.

Una falta sobre Daniel Torres, hizo que el arbitro Wilson Lamouroux, pitará un penal que cobró Omar Pérez, al minuto 75 igualando el partido.

Junior es el único invicto del Torneo Finalización, aunque es segundo de la tabla detrás de Millonarios con 20 puntos.

Santa Fe hizo el negocio


Júnior desaprovechó la opción de ser líder



El cuadro cardenal logró un importante empate 1-1 en la dura plaza de Barranquilla. Ómar Pérez marcó de penalti.


Independiente Santa Fe llegó al Metropolitano de Barranquilla a enfrenta al Júnior con la tarea de reponerse de la derrota que le propinó Millonarios en el más reciente clásico capitalino. Y al final sacó un valioso empate 1-1, luego de ir perdiendo.
Los dirigidos por Wilson Gutiérrez salieron al campo a demostrar que ese golpe les afectó, pero no les quitaría las ganas para seguir luchando por la clasificación. Desde los primeros minutos, el cuadro cardenal salió concentrado y con la propuesta inicial. Siempre manteniendo el orden defensivo y en la zona medular de recuperación, lo que le permitió generar contragolpes y opciones claras de gol.
Una de esas oportunidades terminó en gol al minuto tres, sin embargo, fue anulado por un claro fuera de juego del boliviano Diego Aroldo Cabrera.
La iniciativa del actual campeón de Colombia continuó y el Júnior no encontraba la manera de pasar la mitad del campo, siempre Juan Guillermo Vélez por izquierda, Daniel Torres por el medio y Yulián Anchico por la derecha, supieron contener lo intentos de armado que hacía Giovanny Hernández.
Cerca del final del primer tiempo, el delantero chocoano Cristian Martínez Borja sorprendió con un potente remate que se estrelló con el horizontal.
Para la parte complementaria Santa Fe continuó con la misma iniciativa, pero en una jugada aislada llegó el gol para el equipo de casa. No fue Teófilo, Dayro ni Giovanny, llegó por intermedio del joven lateral izquierdo tiburón Arol Vélez, quien aprovechó que la defensa santafereña estaba mal acomodada y sorprendió con un potente remate.
A pesar del gol en contra, la actitud del equipo bogotano siguió igual y al minuto 75, de penalti, Ómar Pérez igualó el partido. Santa Fe se llevó un buen botín y el Júnior perdió la posibilidad de asumir el liderato de la Liga Postobón.

Junior empató 1-1 con Santa Fe y alcanzó la punta del Torneo


El equipo 'rojiblanco' comparte con Millonarios la cima del torneo con 20 puntos.


Junior dejó escapar la oportunidad de avanzar al liderato de la Liga Postobón II al empatar 1-1 con el campeón Independiente Santa Fe, este miércoles en el estadio Roberto Meléndez, de Barranquilla.

El equipo barranquillero acumula 20 puntos, los mismos que Millonarios, que en la fecha perdió ante Chicó, pero que conserva la punta por mejor gol diferencia. Estos equipos se enfrentan el próximo sábado en Bogotá.

Fue el primer partido que Junior no gana como local en el semestre, aunque permanece como único invicto en el torneo.

Este miércoles, Santa Fe cortó los circuitos ofensivos del Junior en la primera parte. Giovanni Hernández, el capitán y creativo, se echó atrás y no tuvo contacto con los delanteros. Estos, en términos generales, permanecieron aislados y solo en una ocasión se conectaron.

Un tiro libre de Hernández, a los 17, que salvó el arquero Camilo Vargas, fue la única opción del equipo local. Santa Fe, que además de desconectar en ofensiva al rival también tuvo manejo del esférico, casi marca con un remate de Martínez Borja, de casi 25 metros y en diagonal, que se estrelló en el travesaño a los 34.

El comienzo fue igual, pero un golazo del lateral izquierdo Arol Reyes, a los 11 minutos, le dio al Junior un leve respiro. El cartagenero se proyectó en diagonal, eludió rivales y desde unos 25 metros, con pierna derecha, remató de manera magistral.

Santa Fe, entonces, se lanzó mesuradamente al ataque. Yulián Anchico desperdició a los 15 una opción. Y a los 28, Daniel Torres es fauleado por el arquero Sebastián Viera. El árbitro decretó pena máxima. Este lo ejecuta el exjuniorista Omar Pérez y logra la paridad a los 29.

Después Santa Fe se echó atrás, con dos líneas de cuatro y contragolpeó. Y metió el partido al congelador para llevarse el empate de forma merecida.