Loading...

lunes, 28 de octubre de 2013

Expresidente de la Liga de fútbol del Atlántico pagó 900 mil pesos por la camiseta de Falcao


En la subasta ‘Bacca-na’ se recaudaron cerca de 8 millones de pesos para los niños pobres de Puerto Colombia.
 Ramiro Cañas Guerra
El extrovertido empresario y exdirigente deportivo Carlos Pérez Parra bailaba samba para celebrar un golazo que le costó 900 mil pesos en una subasta muy ‘Bacca-na’ que se realizó este viernes por la noche, en Barranquilla, con el fin de recaudar fondos para la Fundación Carlos Bacca, que entrega regalos en navidad a los niños de pobres de su natal Puerto Colombia.
El expresidente de la Liga de Fútbol del Atlántico se quedó con el premio mayor de la subasta: la camiseta 9 del Mónaco, la del samario Radamel Falcao García.
Estoy feliz de tener la camiseta original que usa en el Mónaco el  Tigre Falcao, también para apoyar a Bacca en esta noble causa”, dijo el feliz comprador de la camiseta.
Perez Parra es el entusiasta hincha, propietario también del famoso tigre gigante de peluche que pasea por ‘La Arenosa’  en un vehículo adornado  de amarillo, azul y rojo, en época de Eliminatoria.
“Esta camiseta es para el tigre (el del carro) y quiero que el mismo Falcao le ponga la firma de nuevo, pero con mi tigre en la mano”, dijo.
La pugna por la casaca del equipo del principado no fue sencilla, tenía una oponente de alto turmequé, Martha Villalba, exalcaldesa de Puerto Colombia compitió con él, pero la dirigente política desistió cuando Pérez elevó la cifra a 900 mil.
Esa era la tercera camiseta a la que aspiraba Villaba, quien se hizo a la de Luis Fernando Muriel de Udinese italiano y la de local del Sevilla que utiliza Carlos Bacca, en las que invirtió $ 610.000 
En las cerca de 24 camisetas que se vendieron en la subasta se recaudaron casi $ 8’ 000.000. La segunda más costosa fue la que utiliza James Rodríguez como local en el Mónaco, se vendió en $ 450.000.
Pero la que más llamó la atención  ariete del Atlético de Madrid David Villa, autografiada por el mismo ‘Guaje’, que se vendió en $ 400.000 .
“La cifra recogida está dentro de lo que esperábamos recaudar, la subasta llenó nuestras expectativas”, indicó Alejandro Santiago, suegro de Carlos Bacca y organizador del evento.
Nos se vendieron la de Macnelly ni la de Iniesta
Una de las camisetas que más se promocionó previo a la subasta  fue la de Macnelly Torres, del Al Shabab de Aribia Saudita. Su precio inicial fue de $ 300.000 pero no encontró comprador y quedó en caja esperando a ser adquirida.
La de Andrés Iniesta, del Barcelona, que se tasó en $ 400.000 no tuvo acogida al no estar firmada. Con la rúbrica en la blaugrana 8, su valor se hubiera acercado al de la camisa de Falcao.
Se vendieron las camisetas de otros integrantes de selección Colombia como Teófilo Gutiérrez, Jackson Martínez, Juan Fernando Quintero, Juan Guillermo Cuadrado, Cristian Zapata, Mario Yepez (2, una del Milán, su antiguo equipo y otra de la selección Colombia), Camilo Zúñiga y Aquivaldo Mosquera.
La subasta que inició fría, rompió el hielo con la venta de la casaca de visitante del Mónaco de James Rodríguez y terminó siendo ‘Bacca-na’.
Twitter:@raminews

LA HINCHADA SE FUE FELIZ

por diariodeportes.com

Es posible que, para algunos, el partido Junior 3 x Millonarios 2 estuvo lleno de errores y desequilibrado. Respetable punto de vista. Cada vez que se juegan esta clase de partidos, surge la polémica entre los puristas y los que gozamos con estos juegos vibrantes y llenos de emociones. Vibrantes por la entrega de los jugadores. Emocionantes porque la tribuna goza y ruge con cada llegada al arco, con cada disputa del balón  (muchas veces fuerte), con la pelota que va a entrar y no entra, con el penal que es penal y no se pita. En fin.
La tarde del domingo vimos esa clase de partido en el Metro entre dos equipos que, por ofensivos, son desequilibrados en defensa. Junior ha anotado 23 goles y ha recibido 20. Millonarios ha convertido 25 y ha recibido 17. Esto es un axioma en el fútbol aunque es recurrente que se presenten partidos que van tomando un rumbo no presupuestado por los técnicos. El Zurdo López plantó un 1-4-2-3-1. Hernán Torres un 1-4-4-1-1 primero y un 1-4-2-2-2 después. En la rueda de prensa comentó que la idea inicial era 1-4-2-3-1. Planteamiento que se le vino abajo porque Junior le hizo dos goles en 4 minutos (Correa y Ortega). Con el gol de Ruiz de tiro penal, al terminar el primer tiempo, el reto para Millonarios era gigantesco para la segunda parte.
Segunda parte que fue más de ganas, huevo y corazón. Es ahí donde Junior fue demasiado leal con el fútbol. El equipo barranquillero no está montado para defender sino para atacar. No se defiende ni copando los espacios ni teniendo el balón. Aún en la parte final del juego siguió corriendo, metiendo y tratando de hacer otro gol. Inexplicable por cuanto con ese gol no iba a ganar. Ya estaba ganando. En cambio cada gol que podía recibir eran puntos que se perdían. Con el empate dos, con la derrota tres. Millonarios también corrió, metió y buscó emparejar y ganar.
Es ahí donde el fútbol se vuelve demasiado individual porque cada quien quiere ser el héroe. El fútbol es colectivo basado en la individualidad. En el caso del Junior, su fútbol es más individual. Su producción es más de lo que pueda aportar cada uno que el trabajo producto de una idea futbolística colectiva. Millonarios es más colectivo pero, en la angustia por empatar, se volvió decididamente individual. Lo que cada quien pudiera hacer.
Y ahí, en medio de ese estado de cosas, el fútbol se torna varonil, fuerte, violento, peleado y luchado. Por eso Hernán Torres sacó a sus volantes de primera línea Elkin Blanco y Yhonny Ramírez por cuanto estaban en el límite de la paciencia de Wilmar Roldán. Ya estaban  amonestados. La próxima era la expulsión. Entre los dos dieron y convidaron pata. Michael Ortega y Luís Carlos Ruiz se llevaron recuerditos en sus piernas.
Junior ganó 3x2 peleando. A los aficionados les gusta también cuando el plantel rojiblanco pelea sus partidos. Millonarios también lo hizo pero no le alcanzó. Que lo mejor hubiera sido un empate, puede ser. Pero en el fútbol ganan los goles, y Junior hizo uno más.
Junior ya está clasificado a las semifinales. Con 26 puntos será difícil que los saquen del Grupo de los 8. A Millonarios le faltaría sumar un punto más, pues tiene 25. Jugarán la semifinal ambos. Pero, es posible que si no mejoran, en el juego colectivo y en el equilibrio en defensa y ataque, no les alcance para jugar una final.

No obstante, la gente gozó con el partido del domingo y se fue feliz a casa. Los técnicos no tanto. En las ruedas de prensa hablaron de manera preocupada. Tienen razón. Deben mejorar…

Millonarios perdió ante Júnior y aplaza su clasificación

por elespectador.com
Millonarios se demoró en encontrar su fútbol y eso le costó perder 3-2 frente al Júnior de Barranquilla en el Metropolitano y aplazar su clasificación a los cuadrangulares semifinales. 12.691 aficionados presenciaron un arroyo de goles, un juego entretenido con múltiples opciones, grandes atajadas y muchas emociones.
La humedad y el calor de Barranquilla siguen siendo grandes enemigos de los equipos bogotanos cada vez que van a jugar al estadio Metropolitano,  mucho más,  teniendo en cuenta la hora del partido: 3:15 p.m. Millonarios no supo acomodarse en la cancha y en tan sólo cuatro minutos ya perdía 2-0. El técnico Hernán Torres salió con un planteamiento defensivo con el fin de cuidarse e intentar aprovechar el desespero del Júnior para contraatacar con la velocidad de Dayro Moreno en punta, sin embargo, por errores puntuales de sus jugadores en la zona defensiva, todo le salió al revés.
Desde el principio del juego el Júnior fue una avalancha. Michael Ortega, Vladimir Hernández y Luis Carlos Ruiz con sus movimientos tenían totalmente desubicado al cuadro embajador. Primero fue Andrés Felipe Correa, quien con un cabezazo tras un tiro de esquina venció al arquero Luis Delgado. Rápidamente, cuando los azules ni siquiera habían asimilado el gol en contra, llegó un pase largo de Juan Guillermo Domínguez para Michael Ortega, quien recibió sólo en el área, pateó y venció nuevamente a Delgado.
Román Torres y Juan Felipe Cadavid se veían más frágiles que de costumbre como defensores centrales, además, la línea de tres volantes de marca, compuesta por Elkin Blanco, Jhonny Ramírez y Rafael Robayo nunca pudo cumplir con la tarea que pidió el técnico, por eso, tras ver que no generaba fútbol su equipo, Hernán Torres ingresó a Wason Rentería para acompañar a Dayro en punta y buscar mayor presencia ofensiva.
La reacción apareció y Millonarios poco a poco comenzó a generar opciones de gol y a pisar con peligro el área rival. Júnior se metió atrás en vez de seguir con la iniciativa y por eso el cuadro azul pudo descontar. Máyer Candelo filtró un balón preciso a Wason Rentería, quien ganó en velocidad a la defensa del Júnior y ante la salida de Sebastián Viera se la punteó para poner el 2-1.
La iniciativa siguió igual, sin embargo, el Júnior apeló a jugar al contragolpe y en una de esas acciones el árbitro Wílmar Roldán pitó penal tras una falta inexistente de Cadavid sobre Luis Carlos Ruiz, quien pateó el cobro y puso el 3-1 para el final del primer tiempo.
La actitud nunca estuvo ausente en Millonarios. A pesar de comenzar el segundo tiempo con dos goles en contra, siguió insistiendo y no renunció a buscar el arco de Sebastián Viera. Mientras que el Júnior defendía la diferencia, el cuadro azul generaba peligro constantemente. Otálvaro desperdició un mano a mano con Viera, luego Wason tampoco pudo descontar, pero fue el goleador, Dayro Moreno, quien con un potente remate a 25 minutos del final puso el 3-2.
Los dirigidos por Hernán Torres intentaron ir por el empate, pero el Júnior en lugar de cerrarse en defensa para defender el gol, salió de su zona y buscó ampliar el marcador. Ingresó Toloza, quien con su velocidad y movilidad complicó a los defensores azules. Luis Delgado fue responsable de que el marcador no se ampliara, mientras tanto en ataque el cuadro azul estuvo falto de definición y Sebastián Viera también hacía su labor bien.
La clasificación quedó postergada para la próxima jornada, cuando en el estadio El Campín de Bogotá Millonarios reciba al Deportes Tolima, que ya está eliminado. El fútbol no convence del todo, porque jugadores claves como Hárrison Otálvaro y Máyer Candelo no están en un buen momento, pero por lo menos se ve actitud y amor por la camiseta, algo fundamental en estos momentos de la Liga. Seguramente el cuadro azul no tendrá problemas para clasificar, porque además de que está muy cerca de lograrlo, los equipos que vienen atrás se están quedando.
Por: Redacción Deportiva

"Millonarios sacó la casta": Hernán Torres

por elespectador.com
Tras el partido que Millonarios perdió con el Atlético Júnior en elMetropolitano de Barranquilla, el técnico del equipo albiazul quedó con un sabor amargo y sobre su equipo indicó: “La línea posterior no fue fuerte, cuando ha sido lo mejor del equipo este semestre. Tuvimos dificultades y errores. AMillonarios no le pueden hacer dos goles en cinco minutos”.
El cuadro ‘embajador’ volvió a salir derrotado de la capital del Atlántico, y este nuevo revés no permitió que Millonarios clasificara de forma anticipada a los cuadrangulares de la Liga Postobón II.
El onceno dirigido por Hernán Torres regresó a Bogotá con un sabor agridulce porque le planteó un buen partido al Júnior, incluso fue superior en el segundo tiempo y estuvo cerca del empate “Me voy tranquilo con el segundo tiempo deMillonarios, porque con el primero estaba intranquilo e indispuesto. Mismuchachos reaccionaron y sacaron la casta, eso me deja tranquilo para lasdos fechas que aún nos faltan” indicó el entrenador.
En la próxima fecha, la 17, Millonarios jugará de local frente al Deportes Tolima, en horario aún por definirse.
Por: Elespectador.c

Goles y fútbol en la victoria de Junior 3-2 sobre Millonarios

por eltiempo.com

Parecía que el equipo local iba a golear, pero Wason y Dayro, apretaron el marcador para los azules.

Atlético Junior venció este domingo en el estadio Metropolitano a Millonarios, y con los tres puntos, el equipo de Barranquilla llegó a 26 y se acercó a la clasificación a los cuadrangulares semifinales.
Por su parte, Millonarios quedó con 25 unidades y descendió hasta la sexta casilla de la tabla, aplazando su clasificación a los cuadrangulares de la Liga Postobón.
Lo que al principio parecía una goleada terminó en un angustiante triunfo 3-2 de Junior sobre Millonarios. En solo dos minutos, el cuadro de casa se puso en ventaja. El cobro de un tiro de esquina desde la derecha fue capitalizado por Andrés Felipe Correa, que sin marca, cabeceó al poste izquierdo y batió al arquero Luis Delgado.
Aún sin reponerse de ese golpe, vino el segundo gol, de inmediato, a los 5 minutos. Un pase de profundidad de Juan Guillermo Domínguez fue aprovechado por Michael Ortega para bajar la pelota de pecho de espalda al arco, dar la media vuelta y rematar para celebrar.
Pero con la ventaja tempranera, Junior se relajó. Y Millonarios aprovechó para acercarse, con pelotazos de Máyer Candelo. Dayro Moreno desperdició a los 19, pero Wason Rentería, que ingresó a los 21, descontó a los 36 ante la salida de Sebastián Viera.
Junior entendió el peligro del resultado. Y recuperó la manija. Al minuto 45, Andrés Cadavid cometió una falta, discutida, dentro del área a Luis Carlos Ruiz y el árbitro Wilmar Roldán sancionó pena máxima. Ejecutó de manera efectiva el mismo goleador y con el 3-1 llegó el descanso.
El conformismo se apoderó de nuevo en Junior para la segunda parte. En ofensiva prefería aguantar y en marca fue endeble.
De la mano de Candelo, Millonarios presionó y se acercó al arco defendido por Viera. La jugada de mayor riesgo fue el remate de Rentería que se estrelló en el travesaño, a los 19 del complemento.
Un minuto más tarde, Viera salvó de manera espectacular un autogol de Samuel Vanegas, pero el rebote lo aprovechó Dayro Moreno para rematar y anotar el segundo de la visita.
Solo la mínima diferencia despertó al Junior de nuevo. Y llegaron las opciones con emergentes. Tressor Moreno no pudo a los 32 y el remate de Jossymar Gómez encontró como salvador al arquero Luis Delgado.
Pero Millonarios, a través de Moreno, tuvo el empate en el último minuto, pero el exjuniorista careció de precisión en el remate.
El triunfo ‘tiburón’ deja al Junior con 26 puntos y en el cuarto puesto de la tabla de clasificación, muy cerca de lograr ser uno de los invitados a los cuadrangulares, mientras que Millonarios deberá sellas su paso en la próxima jornada cuando enfrente como local a Deportes Tolima.

Junior derrotó a Millonarios y está prácticamente clasificado a los ocho


por deporteespectacular.com
Junior logró una victoria que se venía pidiendo desde hace tiempo, ante un equipo grande y protagonista del torneo. A pesar de sufrir (como es costumbre), el triunfo 3-2 sobre Millonarios reconforta a la afición, y deja al equipo prácticamente clasificado a los cuadrangulares semifinales.
Junior salió con todo a arrollar a Millonarios, con presión alta. Y a los cinco minutos, ya ganaba 2-0. A los tres minutos, un cobro de esquina de Ramos fue cabeceado con potencia por Andrés Felipe Correa, para que el arquero Delgado no tuviera opción de atajarlo.
Dos minutos más tarde, Domínguez envió un gran pase a Michael Ortega, que recibió solo en el área, paró de pecho y definió de zurda.
El partido, que parecía que podía liquidarse para Junior, empezó a “sufrirlo” el cuadro tiburón, merced a su no sana costumbre de ceder pelota y terreno al rival, como ha ocurrido anteriormente cuando Junior toma la ventaja en el partido. Dayro Moreno fue el más peligroso del rival, tuvo dos remates, en los minutos 15 y 20, pero no afinó su puntería para fortuna de Junior.
El DT de la visita, Hernán Torres, ingresó a Wason Rentería para ir al ataque con más armas, pero siendo permeable en defensa. Junior aprovechó para llegar a través del contragolpe. En uno de esos intentos, Domínguez manejó mal una oportunidad clara, y en vez de cederla a Vladimir, que partía con mejor perfil, decidió por hacer una pared con Ortega. Aunque Domínguez fue derribado por un rival, infracción que no vio el central, la jugada pudo haber terminado mejor.
En otra jugada en el área de Millonarios, al minuto 31, Ortega habilitó a Ruiz, y Cadavid lo jala y lo derriba. Roldán nuevamente se hizo el de la vista gorda, ante un claro penal que pudo haber facilitado las acciones para Junior.
Al minuto 36 descontó Millonarios. La zaga de Junior quedó mal parada, especialmente en el costado que custodiaban Vanegas y Ramos, y Candelo le dio un gran pase a Rentería, que definió ante la salida de Viera.
Millonarios terminó el primer tiempo con el dominio, pero a pesar de eso, Junior logró el tercer gol. En una descolgada de Ruiz por izquierda, Cadavid se barre al piso y parece derribar a Ruiz. Aunque no se aprecia un contacto, esta vez para Roldán si hubo y sancionó la pena máxima. Ruiz cobró para marcar su décimo gol de la campaña, y dejar el partido 3-1 en favor de Junior.
Pero si el primer tiempo fue favorable por la efectividad de Junior, el segundo tiempo de los tiburones fue un festival del desperdicio. Junior salió a intentar definir el partido, pero no tuvo fortuna en la definición. La más clara de los primeros minutos fue un contragolpe en el que Vásquez remató a puerta cuando pudo tocar la pelota a Ruiz.
Pero, nuevamente, después de los diez minutos de retomado el partido, Millonarios se volcó al ataque. Primero a través de Otálvaro, que remató al cuerpo de Viera, y luego con un remate de Wason que se estrelló en el horizontal.
El descuento finalmente cayó al minuto 65, un centro al área de Junior se desvió en un rival, con tan mala fortuna que terminó pegando en Jamell Ramos, cuando la pelota se dirigía al arco, Viera salvó espectacularmente, pero nada pudo hacer en el rebote, que le quedó a Dayro Moreno, que fusiló al guardavalla charrúa.
Ambos bancos se movieron en busca de un nuevo gol, y el partido se hizo de ida y vuelta. Wason la tuvo clara en una contra, en la que definió débil y atajó Viera.
En los últimos minutos, con Millonarios jugado y agotado, Junior pudo liquidar el partido, pero la mala puntería de Tressor Moreno y Édison Toloza lo impidió. Entre ambos tuvieron cuatro oportunidades claras de gol, de frente al arquero, en las que definieron mal, o Delgado respondió para evitar la anotación.
La última del partido la tuvo la visita en el segundo minuto de reposición, con un Junior replegado guardando el marcador. La pelota quedó en Dayro Moreno, que intentó un remate con potencia, enviando la pelota por encima del arco.
Victoria importantísima de Junior. Por el momento en el torneo, prácticamente garantizado su cupo en las semifinales. Por el rival, porque tenía rato que no le ganaba a un equipo grande y protagonista. Por el juego que se vio en momentos del partido. Por la reafirmación del gran momento de Luis Carlos Ruiz. Y por la buena noticia que Michael Ortega puede mostrar mucho más de lo que venía haciendo en el semestre.
El próximo partido será en Bogotá ante Equidad, y Junior saldrá por un resultado que lo deje como cabeza de serie del Grupo B, el siguiente objetivo de los tiburones antes de los cuadrangulares.
Edgardo Martínez M.
@edmartinezm

Junior pone un pie en semifinales

por latitular.com
En partido vibrante jugado en el Metropolitano el equipo barranquillero derrotó 3x2 a Millonarios y alcanzó 26 puntos.
Un partido que comenzó con una tromba sobre el arco de Millonarios, donde Junior consiguió dos anotaciones en los primeros cinco minutos daba para pensar que los dueños de casa golearían al rival, pero el cuadro ‘embajador’ reaccionó y puso el juego de ida y vuelta para que finalmente el marcador quedara 3x2 a favor de los rojiblancos.
Muy temprano cuando muchos de los aficionados apenas se acomodaban en los asientos llegó el primer gol de Junior. El cronómetro marcaba dos minutos de juego, Jamell Ramos levantó un centro desde el tiro de esquina que anticipó muy bien Andrés Correa mandando a guardar la pelota y poner a celebrar a los ‘Tiburones’ con el 1x0.
El electrizante comienzo de Junior continuó y la velocidad de los jugadores del medio campo dejaban sin opciones a Millonarios que no lograba recuperar la pelota y tampoco detener la arremetida rojiblanca.
Sobre los 5 minutos Juan Guillermo Domínguez levantó un centro cruzado desde la mitad de la cancha que recepcionó magistralmente Michael Ortega, amortiguando la pelota con el pecho y dando media vuelta conectó la pelota con pierna izquierda para poner el 2-0 y desatar la locura en el Metropolitano.
Con el 2-0 y sobre los 15 minutos, Junior bajó las revoluciones e intentó darle mayor manejo a la pelota, pero Millonarios se pellizcó y empezó a tomar las riendas del juego, desde el banco Hernán Torres también influyó enviando al terreno a Wason Rentería para atacar con dos delanteros.
La visita comenzó a generar peligro ingresando por los costados, ganándole las espaldas a los laterales de Junior, pero Sebastián Viera respondía atento bajo los tres palos del arco juniorista.
Wason recogió los frutos de su insistencia sobre el arco rival a los 36 minutos, cuando recibió un pase preciso de Mayer Candelo y tras la salida de Viera logró acomodar la pelota para mandarla al fondo de la red y decretar el 2-1.
Millonarios que ya venía reaccionando antes de anotar, con el gol de Wason tomó mayor confianza y presionó más en campo rival, dándole bastante trabajo a la defensa de Junior que dejó ver nuevamente sus falencias.
Junior le apostó entonces al contragolpe y con esa fórmula encontró el tercer gol con una pena máxima que el juez del partido, Wilmar Roldán, determinó sobre Luis Carlos Ruíz y que el mismo afectado se encargó de convertir en gol para entregar la tranquilidad del 3-1 a los 45+1.
Con este resultado terminó la primera etapa, con Junior tomándose un respiro volviendo a alargar la diferencia a dos goles como la tenía desde los cinco minutos iniciales.
Para inicio del complemento Junior quiso volver a imponerse sobre Millonarios pero no fue tan contundente como en el primer tiempo. El cuadro azul comenzó más aplicado y se adueñó de la pelota buscando incisivamente el segundo gol.
La ‘ley del ex’ se cumplió en contra de Junior sobre los 64 minutos y el goleador de la Liga Postobón II marcó para Millonarios el 3x2 para apretar el marcador y poner al Metropolitano entero a comerse las uñas.
La jugada se presentó cuando Dayro Moreno aprovechó una pelota que le quedó servida luego que Viera salvara lo que iba a ser un autogol de Jamell Ramos, y sin dejarla caer, Moreno fulminó a Viera para anotar el segundo de la visita.
Inmediatamente se movió el banco de Junior y a la cancha fueron enviados Jossymar Gómez y Tressor Moreno en lugar de Jerson Córdoba y Michael Ortega, respectivamente.
Los cambios en Junior no hicieron mayor efecto y Millonarios seguía buscando el empate y por medio de Dayro y Wason generaban claras posibilidades para conseguirlo.
Fue entonces cuando llegó otro aliciente para Junior, ingresó Edison Toloza, en lugar de Vladimir Hernández sobre los 78 minutos y el cuadro barranquillero volvió a sacar su artillería y volvió a ‘bombardear’ a Millonarios desde todos los costados pero apareció la reacción del portero Luis Delgado quien terminó convirtiéndose en la figura al ahogar los gritos de gol de Tressor Moreno y Edison Toloza.
Con el 3x2 terminó el compromiso, no hubo tiempo para más, Junior consiguió una importante victoria ante un gran rival que no dio nada por perdido. Con este triunfo los ‘Tiburones’ llegaron a 26 puntos en la Liga Postobón II y están a poco de asegurar su clasificación a la fiesta de fin de año. En la próxima fecha, el equipo del ‘Zurdo’ López visitará a la Equidad de Bogotá.
Síntesis
Junior de Barranquilla 3x2 Millonarios
Estadio Roberto Meléndez ‘El Metropolitano’
Liga Postobón II, 2013 – Fecha 16
Árbitro: Wilmar Roldan
Asistencia: 12.691 aficionados
Taquilla: $114'519.000
Figura: Luis Carlos Ruíz.
Junior: Sebastián Viera, Jamell Ramos, Samuel Vanegas, Andrés Correa, Juan Domínguez, Guillermo Célis, Johnny Vásquez, Jerson Córdoba, Vladimir Hernández, Michael Ortega y Luis Carlos Ruíz.
DT: Miguel Ángel López.
Sustituciones: Tressor Moreno por Ortega (66’), Jossymar Gómez por Córdoba (66’), Edison Toloza por Vladimir Hernández (78’).
Amonestados: Jamell Ramos (19’), Guillermo Célis (67’).
Goles: Andrés Correa (3’), Michael Ortega (5’), Luis Carlos Ruíz (45+1).
Millonarios: Luis Delgado, Lewis Ochoa, Roman Torres, Andrés Cadavid, Elkin Blanco, Rafael Robayo, Johnny Ramírez, Dahwling Leudo, Mayer Candelo, José Otalvaro y Dayro Moreno.
DT: Hernán Torres.
Sustituciones: Wason Rentería por Blanco (22’), Juan Ortíz por Johnny Ramírez (53’).
Amonestados: Elkin Blanco (16’), Andrés Cadavid (45’), Johnny Ramírez (47’).
Goles: Wason Rentería (36’), Dayro Moreno (64’).


Por: Vlado Galofre Moré - @VladoGalofre
LaTitular.com

Junior vence a Millos y queda a un paso de clasificar

por terradeportes.com
Junior, que aprovechó las ventajas de Millonarios en el inicio del partido, venció al club azul 3 por 2 en Barranquilla y llegó a 26 unidades. Los locales quedaron a un punto de clasificar, mientras que los visitantes deberán buscar su cupo en casa. 
El inicio del partido fue negro para Millonarios y más que espectacular para el Junior. En las dos primeras llegadas, los locales marcaron dos veces, lo que condicionó el resto de partido. 
A los dos minutos, Correa superó a Cadavid en un remate de cabeza tras un tiro de esquina, remató a un costado y venció a Delgado para el 1-0.
A los 4 minutos, Junior marcó por intermedio de Michael Ortega, quien aprovechó un pelotazo detrás de la defensa y definió a la salida del portero azul. 
El técnico Torres replanteó el partido: sacó a Blanco y entró a Rentería para volver a su clásico 4-4-2, lo que le dio más profundidad. Eso llevó a que los azules descontaran.
Al minuto 36, Wason Rentería aprovechó un pase de Candelo y definió a un costado tras la salida de Viera.
En el último minuto, Junior marcó el tercero. Cadavid hizo una falta en el área y Ruiz, de penal, puso el tercero.  
En el segundo tiempo, Millonarios parecía anesteciado porque no creó peligro, mientras que Junior estuvo tranquilo y tocó la pelota en el mediocampo, lo que hizo que con un gol se apretara el partido. 
A los 20 minutos, llegó un centro desde la izquierda, Correa iba a marcar un autogol, pero Viera salvó con una volada, sin embargo, el rebote le quedó a Dayro y marcó el 3-2. 
En adelante, Millonarios apretó para buscar el empate. Dayro y Wason tuvieron opciones de gol, pero Viera salvó el arco local en tres oportunidades. 
Con este triunfo, Junior llegó a 26 puntos y quedó cerca de la clasificación, mientras que Millonarios quedó con 25 y podrá hacerlo ante Tolima en la siguiente

Junior puso un pie en las semifinales

por ligapostobon

Un partido que comenzó con una tromba sobre el arco de Millonarios, en el que Junior consiguió dos anotaciones en los primeros cinco minutos daba para pensar que los dueños de casa golearían al rival, pero el cuadro ‘Embajador’ reaccionó y puso el juego de ida y vuelta para que finalmente el marcador quedara 3-2 a favor de los rojiblancos.

Muy temprano cuando muchos de los aficionados apenas se acomodaban en los asientos llegó el primer gol de Junior. El cronómetro marcaba dos minutos de juego, Jamell Ramos levantó un centro desde el tiro de esquina que anticipó muy bien Andrés Correa mandando a guardar la pelota y poner a celebrar a los ‘Tiburones’ con el 1-0.

El electrizante comienzo de Junior continuó y la velocidad de los jugadores del medio campo dejaban sin opciones a Millonarios que no lograba recuperar la pelota y tampoco detener la arremetida rojiblanca.

Sobre los 5 minutos Juan Guillermo Domínguez levantó un centro cruzado desde la mitad de la cancha que recepcionó magistralmente Michael Ortega, amortiguando la pelota con el pecho y dando media vuelta conectó la pelota con pierna izquierda para poner el 2-0 y desatar la locura en el Metropolitano.

Con el 2-0 y sobre los 15 minutos, Junior bajó las revoluciones e intentó darle mayor manejo a la pelota, pero Millonarios se pellizcó y empezó a tomar las riendas del juego, desde el banco Hernán Torres también influyó enviando al terreno a Wason Rentería para atacar con dos delanteros.

La visita comenzó a generar peligro ingresando por los costados, ganándole las espaldas a los laterales de Junior, pero Sebastián Viera respondió atento bajo los tres palos del arco juniorista.

Wason recogió los frutos de su insistencia sobre el arco rival a los 36 minutos, cuando recibió un pase preciso de Mayer Candelo y tras la salida de Viera logró acomodar la pelota para mandarla al fondo de la red y decretar el 2-1.

Millonarios, que ya venía reaccionando antes de anotar, con el gol de Wason tomó mayor confianza y presionó más en campo rival, dándole bastante trabajo a la defensa de Junior que dejó ver nuevamente sus falencias.

Junior le apostó entonces al contragolpe y con esa fórmula encontró el tercer gol con una pena máxima que el juez del partido, Wilmar Roldán, determinó sobre Luis Carlos Ruíz y que el mismo afectado se encargó de convertir en gol para entregar la tranquilidad del 3-1 a los 45+1.

Con este resultado terminó la primera etapa, con Junior tomándose un respiro volviendo a alargar la diferencia a dos goles como la tenía desde los cinco minutos iniciales.

Para inicio del complemento Junior quiso volver a imponerse sobre Millonarios pero no fue tan contundente como en el primer tiempo. El cuadro azul comenzó más aplicado y se adueñó de la pelota buscando incisivamente el segundo gol.

La ‘ley del ex’ se cumplió en contra de Junior sobre los 64 minutos y el goleador de la Liga Postobón II marcó para Millonarios el 3-2 para apretar el marcador y poner al Metropolitano entero a comerse las uñas.

La jugada se presentó cuando Dayro Moreno aprovechó una pelota que le quedó servida luego que Viera salvara lo que iba a ser un autogol de Jamell Ramos, y sin dejarla caer, Moreno fulminó a Viera para anotar el segundo de la visita.

Inmediatamente, se movió el banco de Junior y a la cancha fueron enviados Jossymar Gómez y Tressor Moreno en lugar de Jerson Córdoba y Michael Ortega, respectivamente.

Los cambios en Junior no hicieron mayor efecto y Millonarios buscó el empate y por medio de Dayro y Wason generó claras posibilidades para conseguirlo.

Fue entonces cuando llegó otro aliciente para Junior, ingresó Edison Toloza, en lugar de Vladimir Hernández sobre los 78 minutos y el cuadro barranquillero volvió a sacar su artillería y volvió a ‘bombardear’ a Millonarios desde todos los costados pero apareció la reacción del portero Luis Delgado, quien terminó convirtiéndose en la figura al ahogar los gritos de gol de Tressor Moreno y Edison Toloza.

Con el 3-2 terminó el compromiso, no hubo tiempo para más, Junior consiguió una importante victoria ante un gran rival que no dio nada por perdido. Con este triunfo los ‘Tiburones’ llegaron a 26 puntos en la Liga Postobón II y están a poco de asegurar su clasificación a la fiesta de fin de año. En la próxima fecha, el equipo del ‘Zurdo’ López visitará a la Equidad de Bogotá.

"A Millonarios no le pueden hacer 2 goles en 5 minutos": Hernán Torres

por futbolred
El técnico del equipo 'embajador' quedó con un sabor agridulce por la derrota frente a Junior.
Millonarios volvió a salir derrotado del estadio Metropolitano de Barranquilla frente al Junior, y este nuevo revés dejó además la frustración de no haber podido clasificar a los cuadrangulares semifinales de la Liga Postobón II-2013 de manera anticipada.
El equipo 'embajador' regresó a Bogotá con un sabor agridulce porque le planteó a Junior un partido de tú a tú, fue superior en el segundo tiempo y estuvo cerca del empate, pero el 3-2 en el marcador lo dejó ahora con el pensamiento puesto en los dos partidos que le restan de la fase todos contra todos para obtener el pasaje a la siguiente ronda del campeonato.
Ese sabor agridulce lo expresa mejor que nadie en el equipo azul su técnico, Hernán Torres, quien acepta que se cometieron errores y por eso se perdió el juego.
“La línea posterior no fue fuerte este domingo, cuando ha sido lo mejor del equipo este semestre. Tuvimos dificultades y errores", señaló Torres en conferencia de prensa después de terminado el encuentro.
Torres no evadió la responsabilidad de la derrota y aceptó que las fallas le hicieron al conjunto 'embajador' estar 2-0 abajo en el marcador muy rápido en el partido, entre los minutos 2 y 5 del primer tiempo. "A Millonarios no le pueden hacer dos goles en cinco minutos”, dijo, enfático, el entrenador tolimense.
Sin embargo, el DT también expresó tranquilidad por lo que jugó Millonarios en la segunda parte y de cara a los dos encuentros que le restan en la fase de todos contra todos.
“Me voy tranquilo con el segundo tiempo de Millonarios, porque con el primero estaba intranquilo e indispuesto. Mis muchachos reaccionaron y sacaron la casta, eso me deja tranquilo para las dos fechas que aún nos faltan”, puntualizó Torres.
En la próxima fecha, la 17, Millos jugará de local frente al Deportes Tolima, en horario aún por definirse.
Redacción Futbolred

"Junior está a 2 puntos del segundo y a 4 del octavo": 'Zurdo' López

por FUTBOLRED
El DT del equipo 'Tiburón' fue criticado pese al triunfo 3-2 frente a Millonarios, en Barranquilla.
Aunque Junior venció a Millonarios 3-2 en Barranquilla, quedó cuarto en la Liga Postobón II-2013 con 26 puntos y a un paso de la clasificación a los cuadrangulares, las críticas no dejan de llover sobre Miguel Ángel el 'Zurdo' López, el técnico del conjunto 'Tiburón'.
Esta vez, el motivo esgrimido por los hinchas junioristas y de algún sector de la prensa local es que el entrenador argentino no supo hacer los cambios ante Millonarios, no 'leyó' bien el partido y se complicó en el segundo tiempo, en el que además puso en riesgo la victoria con el marcador 3-1 a favor.
“Debemos mejorar varios aspectos, pero obtener un triunfo ante la calidad de equipo que es Millonarios fue importante. Es difícil tenerlos doblegados durante los 90 minutos como lo hicimos en los primeros 20”, aseguró el 'Zurdo' en la rueda de prensa posterior al juego disputado en el estadio Metropolitano.
López indicó que hizo los cambios para tener más equilibrio en la marca en el medio campo y que el ingreso de Tressor Moreno fue para tener más la pelota y generar más opciones de gol, como al final sucedió con el propio jugador chocoano, quien perdió en dos mano a mano frente al arquero de Millonarios, Luis Delgado.
Al ser cuestionado sobre el riesgo que significa dejarse quitar el control del partido del rival, y que esto ya había pasado antes, el 'Zurdo' aseguró que esto ocurre porque el torneo colombiano está muy parejo no solo en el trámite de los encuentros, sino en las campañas de los equipos.
“Eso se debe a que hay buenos equipos y muy parejos. Estamos a dos puntos del segundo y a cuatro del octavo en la tabla de posiciones”, comentó el argentino.
En la próxima fecha, Junior será visitante contra La Equidad, en horario aún por definirse.
Redacción Futbolred

3-2: Junior postergó la clasificación de Millonarios en cuatro minutos

por futbolred
Los 'tiburones', muy seguros en el Metropolitano, anotaron dos goles en los primeros cuatro minutos.
Atlético Junior venció este domingo en el estadio Metropolitano a Millonarios, y con los tres puntos, el equipo de Barranquilla llegó a 26 y se acercó a la clasificación a los cuadrangulares semifinales.
Por su parte, Millonarios quedó con 25 unidades y descendió hasta la sexta casilla de la tabla, aplazando su clasificación a los cuadrangulares de la Liga Postobón.
Lo que al principio parecía una goleada terminó en un angustiante triunfo 3-2 de Junior sobre Millonarios. En solo dos minutos, el cuadro de casa se puso en ventaja. El cobro de un tiro de esquina desde la derecha fue capitalizado por Andrés Felipe Correa, que sin marca, cabeceó al poste izquierdo y batió al arquero Luis Delgado.
Aún sin reponerse de ese golpe, vino el segundo gol, de inmediato, a los 5 minutos. Un pase de profundidad de Juan Guillermo Domínguez fue aprovechado por Michael Ortega para bajar la pelota de pecho de espalda al arco, dar la media vuelta y rematar para celebrar.
Pero con la ventaja tempranera, Junior se relajó. Y Millonarios aprovechó para acercarse, con pelotazos de Máyer Candelo. Dayro Moreno desperdició a los 19, pero Wason Rentería, que ingresó a los 21, descontó a los 36 ante la salida de Sebastián Viera.
Junior entendió el peligro del resultado. Y recuperó la manija. Al minuto 45, Andrés Cadavid cometió una falta, discutida, dentro del área a Luis Carlos Ruiz y el árbitro Wilmar Roldán sancionó pena máxima. Ejecutó de manera efectiva el mismo goleador y con el 3-1 llegó el descanso.
El conformismo se apoderó de nuevo en Junior para la segunda parte. En ofensiva prefería aguantar y en marca fue endeble.
De la mano de Candelo, Millonarios presionó y se acercó al arco defendido por Viera. La jugada de mayor riesgo fue el remate de Rentería que se estrelló en el travesaño, a los 19 del complemento.
Un minuto más tarde, Viera salvó de manera espectacular un autogol de Samuel Vanegas, pero el rebote lo aprovechó Dayro Moreno para rematar y anotar el segundo de la visita.
Solo la mínima diferencia despertó al Junior de nuevo. Y llegaron las opciones con emergentes. Tressor Moreno no pudo a los 32 y el remate de Jossymar Gómez encontró como salvador al arquero Luis Delgado.
Pero Millonarios, a través de Moreno, tuvo el empate en el último minuto, pero el exjuniorista careció de precisión en el remate.
El triunfo ‘tiburón’ deja al Junior con 26 puntos y en el cuarto puesto de la tabla de clasificación, muy cerca de lograr ser uno de los invitados a los cuadrangulares, mientras que Millonarios deberá sellas su paso en la próxima jornada cuando enfrente como local a Deportes Tolima.

viernes, 11 de octubre de 2013

EL FÚTBOL ES UN SIMULADOR DE LA SOCIEDAD : VALDANO

'El fútbol es un simulador de la sociedad:' Jorge Valdano

Jorge Valdano
Valdano se reparte hoy entre su trabajo en medios y sus conferencias.

El argentino exjugador y exdirector del Real Madrid, estará en Colombia hablando de liderazgo.

Cuando acabó el partido que los coronó campeones mundiales en México-86, Jorge Valdano entró al vestuario y pensó que era buen momento para llorar.
Ser campeón del mundo.
Anotar un gol en la final.
Se sentó en el suelo, rodeado de todos sus compañeros que lloraban sin control. Pero a él no le salieron las lágrimas.
Dos años después, cuando el futbolista argentino vivía en Madrid, ya retirado del fútbol, recibió un casete de su familia. De esa forma solían mandarle mensajes y canciones. Valdano salió a un parque a correr, con los audífonos puestos, listo a oír el saludo de los suyos. Entre una canción y otra, le habían grabado la narración del gol que había hecho en la final de México, en la voz de un relator que había sido su ídolo.
Entonces se puso a llorar.
“Tuve que esconderme en el parque. No paraba. Fue como si la palabra –la narración– hubiera completado el proceso emocional de aquel momento”, dice, pocos días antes de llegar al país a hablar del tema que más le interesa hoy: el liderazgo.
Dueño de títulos con el Real Madrid (como jugador y como entrenador) y exdirector general del club español, Valdano tiene un lugar en el mundo del fútbol no solo por su estilo de juego, sino por su don de palabra. Desde que comenzó en el deporte recibió los siguientes apodos: ‘Valdágoras’, el ‘Filósofo’, el ‘Poeta’. Al principio se los gritaban como si fueran insulto. Después se volvieron piropo.
¿Cómo llegó a ser buen lector?
Si quieres conocer un autodidacta, mírame a mí. Nací en un pueblo pequeño en el que no había ni siquiera biblioteca. En mi casa tampoco había pasión por la lectura. Pero desde los 13 o 14 años me empecé a interesar. Y el fútbol me ofreció una gran oportunidad de seguir leyendo, porque me brindaba tiempo, largas horas muertas en concentraciones, en viajes.
¿Verdad que de niño se cortaba el pelo cada semana para leer las revistas de la peluquería?
Sí. Mi padre falleció cuando yo tenía 5 años, de manera que a mi casa no entraban revistas masculinas. Yo me iba a la peluquería, a cortarme el pelo cada vez que podía, porque sabía que ahí encontraba la revista El Gráfico, con la que podía vincular la lectura y el fútbol. También oía mucha radio. Por eso es que, para mí, el fútbol es muy poca cosa sin la palabra.
¿Quién sembró esa manera particular de ver el fútbol?
No hubo una persona. Sencillamente nací en un país que, como sabemos, tiene una relación exagerada con el fútbol. De pequeño pasaba todo el día con la pelota y la gente me empujaba a ser futbolista diciéndome cosas como ‘si vos no sos futbolista, no creo más en el fútbol’. Eso fortaleció mi confianza y mi sueño de ser futbolista profesional.
Su carrera estuvo llena de títulos y de triunfos. ¿No siente que se retiró muy pronto?
Me tuve que retirar muy pronto y de una forma inesperada. Sufrí una hepatitis que se convirtió en crónica, y luchando contra ella se me fueron los últimos años de futbolista. Tenía 30 años cuando dejé las canchas, es decir que me retiré seis meses después de ganar el campeonato mundial de México.
¿Y se retiró con rabia? ¿Con qué sensación se fue?
Los futbolistas tenemos la mala costumbre de no pensar nunca en el final de la carrera. Seguramente porque nos espanta ver que del otro lado no hay nada que se asemeje a la pasión que genera el fútbol. Pero esa manera abrupta de terminar fue beneficiosa porque me hizo retirar estando productivo. De lo contrario, lo hubiera alargado demasiado. Me gustaba tanto el fútbol que por voluntad propia no me hubiera animado a dejarlo. Tuve suerte, porque empecé a escribir en El País, a trabajar en la radio. Comprobé que al otro lado seguía la vida.
¿Cómo explica el poder que tiene el fútbol? ¿Será porque se parece a la sociedad?
El fútbol es un gran simulador de la sociedad. Refleja la vida con un cristal de aumento. Al ser un territorio emocional, todo parece más grande. La derrota, el triunfo, la grandeza, la mezquindad. Por eso lo uso como un laboratorio del que saco conclusiones para llevar a otros ámbitos, como el empresarial. Ahora, ¿por qué ha crecido el interés por el fútbol? Porque es uno de los contenidos televisivos más atractivos que existen. El fútbol es como una película: dura más o menos lo mismo, nunca sabemos dónde está el nudo, y menos el final. Eso ha contribuido a que se masifique. Además, en los últimos años, la cultura ensanchó su frontera e incorporó las emociones a su ámbito. Hemos convertido en cultura la moda, la gastronomía, y el fútbol pasó a ser un fenómeno pensado. Los intelectuales le perdieron el miedo.
¿Por qué le tenían miedo?
Los de izquierda decían que era el opio del pueblo, porque muchos dictadores lo utilizaron para distraer las energías de la clase obrera. Eso se reveló como una idiotez el día en que las democracias también empezaron a utilizarlo. Y otros muchos intelectuales, por el espanto que les produce la masa. Gente como Borges, o como el mismo García Márquez, entendían que el fútbol estaba fuera de su ámbito de reflexión. Y bueno, afortunadamente el tiempo va corrigiendo cosas. No tengo estadísticas, pero estoy convencido de que se han publicado más libros de fútbol en los últimos 10 años que en los 100 anteriores.
Pero todavía no tiene un gran autor. Como el toreo tiene a Hemingway, o el boxeo a Mailer.
Cierto. Nos falta la gran obra. Pero varios escritores han reflexionado sobre el fútbol. Vásquez Montalbán, en España; Eduardo Galeano, en Uruguay; Osvaldo Soriano y Roberto Fontanarrosa, en Argentina; Juan Villoro, en México.
Usted mismo ha escrito cuentos sobre fútbol. Pero su nuevo libro tiene que ver con el liderazgo.
Me pareció que era bueno hacer un mapa de cuáles son las virtudes que deben caracterizar a un líder. Como llevo más de 40 años trabajando profesionalmente en este mundo, recogí un buen número de vivencias que ayudan a ponerles ejemplos a ideas sobre liderazgo.
De los 11 poderes del líder, que cita su libro (credibilidad, pasión, humildad, estilo, entre otros), ¿cuáles son indispensables?
Todos son importantes. Sin embargo, considero imprescindible el de la credibilidad, porque todo empieza en la ética. El segundo clave sería la pasión, porque en ella está implícito el amor a la tarea y tiene una ventaja: es contagiosa. También la curiosidad, es vital renovar el conocimiento de forma permanente. Se necesitarían buenas notas en estos puntos, y un aprobado, al menos, en los otros.
¿Falta liderazgo hoy?
Hay personajes que son auténticas escuelas andantes. En España, por ejemplo, está la figura de Rafa Nadal, que resulta reconfortante. Un jugador con un sentido competitivo extraordinario, una fuerza mental fuera de lo normal, que se exige muchísimo a sí mismo, que cuando gana no inflama su ego y cuando pierde le da la mano al rival. A veces no hace falta un discurso para convertirse en líder, basta un gran ejemplo. Ahora, en el terreno de la política, no se vislumbra en España una persona que esté a la altura del gran problema que vive el país.
Habla del riesgo de los líderes que se ‘sienten predestinados’.
Hay personalidades egomaníacas que tienen la pretensión infantil de que el mundo se adapte a sus caprichos. En un líder eso es negativo porque hoy, en la sociedad del conocimiento, es importante que todos los que forman parte de un equipo tengan al menos la capacidad de liderarse a sí mismos. Ese jefe que tira orden desde arriba para que un rebaño las cumpla ha terminado. Ahora hay un liderazgo más abierto, y eso le deja pocas opciones a la gente con un ego demasiado desarrollado.
¿Puede haber grandes jugadores sin ser buenos líderes?
El que es un gran jugador es un gran líder, al menos desde que empieza el partido hasta que termina. Messi es un buen ejemplo, un chico que habla poco, que no parece interesado en elaborar un discurso, pero que cuando está en el campo llena de confianza a sus compañeros e intimida a sus adversarios.
¿Y Cristiano Ronaldo?
Es un hombre que logra en su profesión el que debería ser el primer objetivo de un trabajador: la mejora continua. Es un obsesivo del trabajo bien hecho. Eso ya lo convierte en un ejemplo. Lo que ocurre es que muchas veces enfocamos más lo secundario que lo esencial. A veces de Cristiano se critican algunas actitudes o el corte de pelo, en vez de mirar que entrena como un animal y vive como una monja. Más no se le puede pedir a un jugador de primer nivel.
¿Cuál es el peor error que puede cometer un líder?
Pensar que tiene todas las respuestas. Hay líderes que están convencidos de que lo saben todo, y llega un momento del día en que les oímos decir: ‘Si yo no arreglo esto, no lo arregla nadie’. Después hay otro tipo de líder que considero perfecto caradura: el que se apodera de los triunfos y les asigna a los demás los fracasos.
Hace un par de años dijo que la Selección Colombia iba a lograr su forma muy pronto. ¿Cree que ya la está alcanzando?
La Selección Colombia todavía no toca techo. Aún hay margen de evolución. A medida que se ha ido jugando la eliminatoria, hemos visto cómo progresa el equipo en el terreno técnico, en el táctico, pero también en una cuestión muy relacionada con el liderazgo: en confianza.
Increíble lo que puede hacer una persona en un grupo...
Mira: la persona adecuada puede cambiar un país. Y claro, puede cambiar una institución, como ha ocurrido con Colombia, con un hombre que tiene perfil bajo pero ideas claras, como es Pékerman. Si se cambia el ánimo se potencia todo: la técnica, la táctica, el físico. Espero con expectativa el papel de Colombia en el próximo mundial.
Jorge Valdano llega a Colombia como invitado de la Asociación para el Progreso de la Dirección, que, con el apoyo del Grupo Aval, presentará la conferencia del exfutbolista argentino titulada ‘Los 11 poderes del líder’, el 17 de octubre en Bogotá. Valdano también estará en Medellín y presentará su libro, publicado en el país por Random House.
MARÍA PAULINA ORTIZ
REDACCIÓN EL TIEMPO