Loading...

martes, 9 de julio de 2013

Acuerdo con el colombiano Carlos Bacca por 7 millones



Del Nido, en la presentación de Pareja, anunció que había dos o tres operaciones a las que sólo les faltaba la rúbrica para darlas por concluidas y se puso diez días para cerrar la plantilla. Son varios los frentes abiertos, pero al menos, con tres jugadores, el Sevilla ha alcanzado un acuerdo total, aunque como le pasó a Negredo con el Atlético, que no llegó a lo que pretendía el Sevilla, ahora es al club de Nervión al que le toca convencer a sus clubes de origen.
Andar en un mercado a la baja con un saldo positivo entre ventas y compras de más de 20 millones de euros pesa en las negociaciones. Es lo que le está sucediendo al Sevilla, que además está cerca de ingresar 25 kilos más por Negredo, algo que abona aún más el terreno para que los clubes con los que mantiene conversaciones no se bajen del burro y pidan más
Para contrarrestar el efecto ´cartera llena´, a los de Nervión no les queda otra que jugar una baza habitual: la voluntad del futbolista. Así, el conjunto nervionense ya ha obtenido el visto bueno de Bacca, Postiga y Arribas, aunque quedaba aún la difícil maniobra de convencer a sus respectivos equipos para que salgan, algo que en el caso del colombiano parece haber quedado resuelto.
Bacca regresó a los entrenamientos con la promesa de su escuadra de negociar su marcha yla decisión tomada de jugar en el Sevilla, si bien en su club ya desestimó la primera propuesta nervionense de 6 millones de euros y no estaban por la labor de bajar de los 10 kilos, finalmente parecen haber aceptado la segunda oferta, de 7 millones y hoy mismo podría hacerse oficial el fichaje destinado a cubrir la baja de Negredo.
Más complicados se presentan los otros dos casos. En el caso de Postiga, también hay acuerdo con el futbolista para que cambie Zaragoza por la capital de Andalucía con un contrato por tres temporadas. Sin embargo, los intereses del club maño y de su agencia de representación impiden que el trato sea definitivo. Los dos millones de diferencia entre lo que ofrece el Sevilla y los 4 que piden los aragoneses han sido un obstáculo insalvable desde el comienzo de las negociaciones y los líos internos del conjunto aragonés -rumores de venta incluidos- tampoco colaboran para que se produzca la ´fumata blanca´.
Arribas firmaría cuatro años por el Sevilla doblando sus emolumentos, circunstancia que ha provocado que urja a Osasuna para completar el traspaso. Sin embargo, los navarros no tienen necesidad de vender y lo ven como una pieza difícil de sustituir, de ahí que hasta ahora se hayan remitido a la cláusula de rescisión. 5 millones que en Nervión no piensan pagar y que esperan rebajar con el paso del tiempo.

No hay comentarios:

Publicar un comentario