Loading...

martes, 10 de abril de 2012

Revivieron a un muerto!

Foto: Fidel García / Por: Hollman Feliciano.


Junior cayó en casa ante Millonarios 3x1, los goles, todos en el primer tiempo, fueron convertidos por Mayer Candelo a los 13 minutos, empató Vladimir Hernández a los 16, el 1x2 Humberto Osorio a los 32 y Erick Moreno a los 42 minutos metió el 1x3.

Que Millonarios hizo un buen partido? Sí, Que las expulsiones fueron correctas?, también, Que Junior intentó pero sin ideas? Sí. Pero también es cierto que “los azules” no ganaban en Barranquilla hace 9 años, que la última vez que vinieron fueron eliminados de la final cuando Junior les ganó 3x0, y que hoy, gracias a Junior, acarician su ingreso a los 8 primeros. En conclusión: Junior Revivió a un muerto!


Junior no supo resolver las dificultades que generó la temprana expulsión de Sebastián Viera. Ocurrió a los 8 minutos de juego, ya como último hombre, el arquero uruguayo derriba fuera del área a Erick Moreno, atacante de Millonarios y el árbitro Wilson Lamoroux le muestra, reglamentariamente, la tarjeta roja. Viera es expulsado. En consecuencia, “cheché” Hernández excluye a Jossymar Gómez e incluye a Carlos Rodríguez, el arquero suplente. Acto seguido, tiro libre que cobra Mayer Candelo, pierna izquierda, con efecto sobre la barrera pero que va casi en dirección de “peto” Rodríguez pero éste no logra tapar…gol de Millonarios 0x1. Queda la sensación de que “peto” pudo haber hecho más por evitarlo.

Junior, en teoría, marca un 3 en mitad de campo, con Belalcázar por el centro, Balanta por la derecha y Vladimir por la izquierda, dejando libre a Giovanni y a Ruiz en punta. Hubo muy buena actitud del equipo para buscar el empate, a pesar de la alta temperatura, los tiburones redoblaron esfuerzos y en 3 minutos empataron el juego. Una descolgada de Luis Carlos Ruíz por la izquierda, se interna en el área, aguanta la llegada de sus compañeros, envía la pelota al sector opuesto donde Maicol Balanta, de cabeza, la pone para Vladimir Hernández, quien al mejor estilo de cualquier “9” se lanza en palomita y mete el frentazo…1x1.

Pese a tener uno menos y con Millonarios trabajando para mantener la pelota el mayor tiempo posible, se mostraba un juego abierto en el que Junior pudo haber anotado, en ese momento, por lo menos un gol más. Pero fue el visitante quien volvió a marcar, en esta ocasión, a través de la figura del partido, Humberto Osorio, una jugada que viene sobre la derecha, la pelota que va dirigida a Erick Moreno, ya muy cerca del borde del área, éste, no alcanza a dominar bien el esférico, sin embargo se esfuerza por hacer contacto y lo logra ante el asedio de Belalcázar, filtra el balón con dirección del punto penal donde espera Humberto Osorio, que sin dar un solo paso, aplica la fundamentación correcta: recepción con pierna izquierda y definición con pierna derecha, fue el 1x2.
Al minuto 40, Omar Vásquez, obstruye la salida de Cesar Fawcett con su cuerpo y el árbitro vuelve a aplicar correctamente el reglamento al mostrarle el segundo cartón amarillo, Millonarios, al igual que Junior, queda con 10 jugadores.

Dos minutos más tarde, al 42, Humberto Osorio envía una pelota al borde del área, por el centro, donde Erick Moreno, que viene en velocidad ganando la posición a Vélez, quien a su vez cubría la desubicación de Macías, domina con precisión con la izquierda y ante la salida de “peto” define sutilmente con el borde externo del pie derecho, fue el 1x3. A los 49 minutos del primer tiempo, Francisco Rodríguez entró por Anselmo De Almeida, desde hace mucho de un pobrísimo nivel. Allí concluyó el primer tiempo.

Ya en la etapa final, Millonarios, supo llevar inteligentemente el juego, manejando los tiempos, haciéndose con el balón y quitándole ritmo a Junior. Por su parte los rojiblancos lo buscaron, primero con un centro de Giovanni que Macías cabecea torpemente, después, Ruíz envía una pelota “venenosa” que pasea el área y nadie la impacta. Vladimir Hernández fue el más activo de Junior, siempre intentando desequilibrar en el mano a mano, buscando asociarse y siendo víctima del juego fuerte del rival, parece que Vladimir, cuando está en su mejor momento, imprime un ritmo que sus compañeros no interpretan fácilmente.

Millonarios tomó revancha de aquel partido que les destrozó el corazón en diciembre pasado, postergaron para esta fecha lo que debieron hacer en aquella, tener la pelota, no entregarla a Junior, bajarle ritmo al rival, manejar los tiempos y ser efectivos en definición. Junior se vio descontrolado por una situación que no pudo resolver inteligentemente, la desconcentración fue fatal y dejaron que el partido se distanciara en el marcador, allí, el equipo embajador tuvo el partido donde quiso y por ende la tranquilidad para manejarlo y llevarse justicieramente los 3 puntos, así en el presente torneo haya estado mas muerto que vivo.

No hay comentarios:

Publicar un comentario