Loading...

lunes, 12 de agosto de 2013

Junior empató 1-1 contra Boyacá Chicó en la tercera fecha de la Liga

 por eltiempo.com


Edwin Cardona anotó el gol del equipo barranquillero; Johnny Mostacilla igualó el marcador.

El triunfo sigue siendo esquivo para Boyacá Chicó, que en su segundo partido como local en este campeonato dejó escapar dos puntos. Esta vez, fue Junior el que aprovechó la irregularidad del onceno ajedrezado para sacarle un jugoso empate (1-1), por todo lo que representa llevarse un punto en una cancha con muchas dificultades.
Comienza a preocupar en el onceno ajedrezado la falta de contundencia en el ataque, ya que el volumen ofensivo fue escaso en la primera fase, ante un visitante que no vino a esconderse y que cuando quiso llevar peligro supo complicar al rival.
Ya son siete las fechas que el elenco dirigido por Alberto Gamero no conoce la victoria, registro que debe preocupar a sus integrantes que buscaron por todos los medios sumar tres puntos, pero se encontraron con un Junior aplicado en defensa, práctico cuando tuvo el útil y que cuando atacó, siempre fue peligroso.
En el primer tiempo, Boyacá Chicó mostró serios reparos en su funcionamiento lo cual fue aprovechado por Junior que tuvo espacios para jugar con cierta comodidad en un escenario en donde le ha sido esquiva la victoria.
El local en ningún momento presionó la salida del contrario, no se le vio la agresividad que es característica del onceno con el fin de aprovechar el desgaste físico de los equipos que llegan de del nivel del mar y se encuentran con los rigores infranqueables de la altura.
Situación que aprovechó a placer el cuadro ‘tiburón’, quien empezó a manejar los ritmos y los tiempos por intermedio de Michael Ortega y de Josimar Gómez, quienes se juntaron y supieron generar los espacios para buscar la arremetida de Luis Carlos Ruiz y Edwin Cardona.
No obstante, son varios los defectos en los que incurrió Boyacá Chicó que no encontró salida clara con los volantes de creación. Es así como se reiteró la mala entrega de la pelota y los errores se volvieron costumbre en el sistema defensivo, en que Andrés Sarmiento y Luis Núñez dejaron espacios cuando se fueron al ataque.
Al no existir fluidez y dinámica en la mitad de campo, el cuadro del altiplano no logró resolver con eficacia el paso de defensa a taque, ante un rival que cerró los espacios y con la soltura en el manejo de Ortega y Cardona, logró inquietar cuando decidió irse al ataque.
Justo después de una acción de gol invalidada a Jairo Castillo, por fuera de lugar, fue Junior el que abrió el marcador a los 33 minutos. Centro desde la derecha de Josimar Gómez para que Edwin Cardona con un frentazo acomodara el balón al segundo palo, con ayuda del defensor central Johnny Mostasilla, quien intentó rechazarla con la rodilla y terminó por incrustar el remate al fondo de la red.
Tres minutos después, Junior pudo aumentar la cuenta con el cobro de un tiro libre que despachó Juan Guillermo Domínguez y este terminó por pegar en la base del vertical derecho de la puerta defendida por el holandés André Krul.
Tan sólo a los 39 minutos se produjo la primera llegada ofensiva de Boyacá Chicó con un cabezazo de Cristian Alexandrini, que recogió sin problema el portero uruguayo Sebastián Viera.
Luego del descanso, Alberto Gamero sacrificó al lateral derecho Andrés Sarmiento e ingresó el atacante Juan David Pérez y salió Alexandrini e ingresó Javier Sanguinetti con el propósito de manejar el balón y de tener más contundencia en la zona atacante.
Las modificaciones surtieron el efecto esperado en las huestes boyacenses, pues la actitud de los jugadores cambió por completo y se le vio con mejor disposición en fase defensiva, ante un elenco barranquillero que empezó a refugiarse en defensa.
Precisamente, al minuto 12 el conjunto a cuadros consiguió el tanto del empate en una jugada en la que se unieron Móvil y Yeison Gordillo, quien levantó un esférico de costado para que Juan David Pérez se la dejara servida al zaguero central Mostasilla, quien la acomodó al fondo de la piola, ante la paquidérmica reacción de los defensores.
Después de la diana, el lance entró en una fase de trámite por ambas escuadras. Junior subió un poco las líneas para achicar el terreno y Boyacá Chicó empezó a tocar en corto y a hacer pequeñas sociedades con Móvil, Mahecha y el mismo Sanguinetti, que con su ingreso le dio otra dinámica al juego.
El local insistió con Núñez por izquierda quien a su vez busóa las diagonales hacia afuera que intentó Pérez, quien se convirtió en dolor de cabeza para los zagueros del conjunto 'Tiburón', que empezaron a mostrar cierto desgaste físico.
Después, la escuadra del altiplano insistió por la vía aérea, pero Samuel Vanegas y Andrés Correa se mostraron impasables y además les facilitaron su labor ante la inoperancia de los artilleros Pérez y Castillo, que por falta de talla les impidió pelear los centros que llegaban área.
A los 42 minutos, una desinteligencia del defensor Julián Carabalí, quien recién había ingresado al campo, le dejó un balón a Edison Tolosa quien por izquierda arrancó en rápida acción, dejó en el camino al portero André Krul y sacó un remate rastreo cruzado que se fue suave y se topó contra el palo izquierdo. Aquí el desenlace de una victoria agónica pudo estar a favor del Junior, pero no fue así.
Y en los tres minutos de reposición, en el cobro de tiro de esquina, Móvil sacó un centro que busca la testa de Carabalí, pero el balón le pegó en el cuerpo a Correa y allí murió la última posibilidad de desequilibrar el tanteador.

No hay comentarios:

Publicar un comentario