Loading...

viernes, 22 de noviembre de 2013

FUTBOL, CORAZON Y GANAS

POR HUGO ILLERA
DIARIO DEPORTES

Sumando de a tres, se es finalista en Liga Postobón. De a tres ha sumado el Junior de Barranquilla en las dos primeras fechas del Grupo A de la semifinal. Además de los partidos, hay temas externos que influyen y hacen sensible estos juegos finales de temporada. Junior jugó muy bien en Itagüí y ganó 1x0 con todos los méritos. El damnificado fue el DT Jorge Luís Bernal que fue despedido de manera sorpresiva. La noche del jueves, en el Metro, venció 3x2 a Santa Fe en un partido duro, ríspido, luchado, peleado, mordido y con un equivocado arbitraje de Adrián Vélez. Cuando el Junior ganaba 2x0 pitó un penal fantasma, inexistente, sobre Jefferson Cuero. Cuando Vélez vea el video del juego va a sentir mucha pena porque fue un penal fantasma. No hubo falta de nadie, ni mano de nadie. Cuero cayó solo. Junior ganaba cómodamente 2x0 con goles de Guillermo Celis y autogol de Yulián Anchico. Junior  jugaba mejor que Santa Fe, con recuperación rápida, tenencia, construcción y ataque permanente. El penal convertido por Omar Pérez puso el partido al borde de la cornisa. El segundo penal, a favor de Santa Fe, de Sebastián Viera sobre el mismo Jefferson Cuero fue penal justo y Pérez empató el juego. El malestar se apoderó de la hinchada que había vivido una fiesta en la tribuna. En medio de las protestas, Luís Carlos Arias cometió una espectacular falta con patada voladora a Luís Carlos Ruiz, dentro del área, a los 31 minutos del segundo tiempo. Vélez pitó penal y expulsó a Arias. Después Ruiz convirtió el 3x2.
Santa Fe terminó el partido acosado por un Junior que jugó con talante de principio a fin y con los mismos 11 jugadores. Tal vez solo ahora, algunos recuerden que el DT Zurdo López no hizo cambios en el partido. Tal vez ahora, también, caigamos en cuenta que, si bien no fue un partido estéticamente bien jugado, ha sido el mejor del Junior en la temporada. Y tal vez ahora recordemos que no estaban, por suspensión, Michael Ortega, Jamell Ramos y Edison Toloza.
Me gustó el apoyo incansable de la hinchada. Metida, comprometida y atenta. Me gustó que fueran 15.784 aficionados que pagaron $ 161.628.000,oo. Una de las mejores taquillas. Era un partido para más pero, esta vez se triplicó la asistencia con respecto al promedio. El domingo, ante Nacional asistirán más de 30.000, con seguridad.
Me gustó que la polémica sobre el Zurdo López haya quedado ahí. El Zurdo es un técnico utilitarista. Su objetivo es sumar puntos para ganar cosas. Hoy, por hoy, es el segundo mejor equipo del año. Es posible que todos queramos ver un ballet vestido de rojo y blanco. Pero el Zurdo no conoce de ballet sino de fútbol pensado y ejecutado para ganar y sumar puntos. Y, en estas instancias, es lo que te lleva a finales y a estrellas.
Procuremos, eso sí, que el equipo juegue con estadio lleno. Apoyando, como la noche del jueves. Sin mienta madres ni piedreros. Solo con junioristas. Esos que aman al equipo sin cortapisas. De esos que saben que su presencia ha sido vital, siempre, para emborracharnos de triunfo con las estrellas. Que ya son siete y pudieran ser ocho. Si todos tiramos para el mismo lado…


No hay comentarios:

Publicar un comentario