Loading...

lunes, 28 de octubre de 2013

Junior derrotó a Millonarios y está prácticamente clasificado a los ocho


por deporteespectacular.com
Junior logró una victoria que se venía pidiendo desde hace tiempo, ante un equipo grande y protagonista del torneo. A pesar de sufrir (como es costumbre), el triunfo 3-2 sobre Millonarios reconforta a la afición, y deja al equipo prácticamente clasificado a los cuadrangulares semifinales.
Junior salió con todo a arrollar a Millonarios, con presión alta. Y a los cinco minutos, ya ganaba 2-0. A los tres minutos, un cobro de esquina de Ramos fue cabeceado con potencia por Andrés Felipe Correa, para que el arquero Delgado no tuviera opción de atajarlo.
Dos minutos más tarde, Domínguez envió un gran pase a Michael Ortega, que recibió solo en el área, paró de pecho y definió de zurda.
El partido, que parecía que podía liquidarse para Junior, empezó a “sufrirlo” el cuadro tiburón, merced a su no sana costumbre de ceder pelota y terreno al rival, como ha ocurrido anteriormente cuando Junior toma la ventaja en el partido. Dayro Moreno fue el más peligroso del rival, tuvo dos remates, en los minutos 15 y 20, pero no afinó su puntería para fortuna de Junior.
El DT de la visita, Hernán Torres, ingresó a Wason Rentería para ir al ataque con más armas, pero siendo permeable en defensa. Junior aprovechó para llegar a través del contragolpe. En uno de esos intentos, Domínguez manejó mal una oportunidad clara, y en vez de cederla a Vladimir, que partía con mejor perfil, decidió por hacer una pared con Ortega. Aunque Domínguez fue derribado por un rival, infracción que no vio el central, la jugada pudo haber terminado mejor.
En otra jugada en el área de Millonarios, al minuto 31, Ortega habilitó a Ruiz, y Cadavid lo jala y lo derriba. Roldán nuevamente se hizo el de la vista gorda, ante un claro penal que pudo haber facilitado las acciones para Junior.
Al minuto 36 descontó Millonarios. La zaga de Junior quedó mal parada, especialmente en el costado que custodiaban Vanegas y Ramos, y Candelo le dio un gran pase a Rentería, que definió ante la salida de Viera.
Millonarios terminó el primer tiempo con el dominio, pero a pesar de eso, Junior logró el tercer gol. En una descolgada de Ruiz por izquierda, Cadavid se barre al piso y parece derribar a Ruiz. Aunque no se aprecia un contacto, esta vez para Roldán si hubo y sancionó la pena máxima. Ruiz cobró para marcar su décimo gol de la campaña, y dejar el partido 3-1 en favor de Junior.
Pero si el primer tiempo fue favorable por la efectividad de Junior, el segundo tiempo de los tiburones fue un festival del desperdicio. Junior salió a intentar definir el partido, pero no tuvo fortuna en la definición. La más clara de los primeros minutos fue un contragolpe en el que Vásquez remató a puerta cuando pudo tocar la pelota a Ruiz.
Pero, nuevamente, después de los diez minutos de retomado el partido, Millonarios se volcó al ataque. Primero a través de Otálvaro, que remató al cuerpo de Viera, y luego con un remate de Wason que se estrelló en el horizontal.
El descuento finalmente cayó al minuto 65, un centro al área de Junior se desvió en un rival, con tan mala fortuna que terminó pegando en Jamell Ramos, cuando la pelota se dirigía al arco, Viera salvó espectacularmente, pero nada pudo hacer en el rebote, que le quedó a Dayro Moreno, que fusiló al guardavalla charrúa.
Ambos bancos se movieron en busca de un nuevo gol, y el partido se hizo de ida y vuelta. Wason la tuvo clara en una contra, en la que definió débil y atajó Viera.
En los últimos minutos, con Millonarios jugado y agotado, Junior pudo liquidar el partido, pero la mala puntería de Tressor Moreno y Édison Toloza lo impidió. Entre ambos tuvieron cuatro oportunidades claras de gol, de frente al arquero, en las que definieron mal, o Delgado respondió para evitar la anotación.
La última del partido la tuvo la visita en el segundo minuto de reposición, con un Junior replegado guardando el marcador. La pelota quedó en Dayro Moreno, que intentó un remate con potencia, enviando la pelota por encima del arco.
Victoria importantísima de Junior. Por el momento en el torneo, prácticamente garantizado su cupo en las semifinales. Por el rival, porque tenía rato que no le ganaba a un equipo grande y protagonista. Por el juego que se vio en momentos del partido. Por la reafirmación del gran momento de Luis Carlos Ruiz. Y por la buena noticia que Michael Ortega puede mostrar mucho más de lo que venía haciendo en el semestre.
El próximo partido será en Bogotá ante Equidad, y Junior saldrá por un resultado que lo deje como cabeza de serie del Grupo B, el siguiente objetivo de los tiburones antes de los cuadrangulares.
Edgardo Martínez M.
@edmartinezm

No hay comentarios:

Publicar un comentario