Loading...

martes, 15 de noviembre de 2011

DE IDOLOS Y ESTUPIDOS


POR HUGO ILLERA
DIARIO DEPORTES


Los males y las bondades del mundo están en el ser humano. No están fuera de él. Pedimos, exigimos a gritos la perfección en los demás pero no mejoramos nuestra visión del mundo. El ganador es idolatrado, el perdedor es vilipendiado. Solo es blanco y negro. No hay matices grises. El ganador es sabio, el perdedor es estúpido. En nuestro medio futbolístico, un empate ya no sirve, se asimila a la derrota. Solo sirve la victoria como si quien critica nunca hubiera vivido las diferentes caras de la vida. Quien critica es un perfecto a la luz de ellos mismos pero imperfecto a luz de su propio entorno. Es un mal profundo. Al ganador, al que tiene su cuarto de hora, le sobran amigos, aduladores y chupa medias. No bien comete un error, no bien tiene una visión contraria, no bien procede de manera diferente y pasa de ser perfecto a imperfecto, de sabio a estúpido. No mejoramos en eso. Las realizaciones deben ser ya, perfectas, sin dilaciones. Y ese mundo perfecto no existe.

Está pasado con el entorno futbolístico nuestro. Si Colombia no gana, si empata un partido después de un error que es cosa de todos los días en el fútbol, la tragedia estalla y entonces, todos tenemos la solución, todos hubiéramos hecho o aquello, Leonel que fue el héroe en La Paz ahora no tiene experiencia, es lento, atolondrado, medroso y estúpido. El “yo lo había dicho”, el “yo lo sabía”, el “yo lo presentía” sale a relucir y hasta se nota cierta risita y ojos brillantes de satisfacción.

Es el humano que devora al humano. Los críticos a ultranza no viven de las victorias, viven de las derrotas que son la razón de ser de su existencia. En ese estado de cosas “no hay más verdad que la mía”, “no hay mejor conocimiento que el mío”, porque el técnico debió meter a Pedro y no a Juan, el técnico debió prever, debió suponer, debió intuir, en fin.

Tranquilicémonos. Esto apenas comienza. Es posible que con un comentario más centrado, más sesudo, más constructivo podamos ayudar a que Leonel adquiera más experiencia, a que tome mejores decisiones y que el grupo se sienta seguro y podamos jugar el Clasificatorio sin sobresaltos.

O si no, por favor entiendan que no todos los seres humanos son tan sabios y perfectos como ustedes. Discúlpenlos…

No hay comentarios:

Publicar un comentario