Loading...

sábado, 18 de febrero de 2012

Junior también está de Carnaval: venció 1-0 a Cali en el último ataque



Héctor Quiñones marcó el gol de la victoria del campeón, que logró su primer triunfo en el torneo.

Atlético Junior sufrió, pero ganó. Los dirigidos por 'Cheché' Hernández insistieron siempre y pese a tener varios pasajes malos de partido, tuvo su premio en la última jugada de ataque.

Esa llegada al área de Héctor Quiñones, exDeportivo Cali, tras un gran pase de Luis Páez, fue el comienzo de un gol que se tardó en llegar, pero que merecía el partido por todas las opciones generadas.

Eso sí, Deportivo Cali tuvo llegadas más claras durante todo el trámite del compromiso. Una de Cristian Nazarit, quien completamente solo, mano a mano, enfrentó a Sebastián Viera y falló. Antes hubo un cabezazo de Pallares, pero Jossimar Gómez sacó el balón de la línea. Luego, Peralta, a dos metros de la línea de gol, definió como un defensa y mandó la pelota por arriba. Nadie podía creer tantas opciones de gol de un cali que mejoró notablemente desde aquel debut en donde salió vapuleado por Nacional, en Medellín. También hubo un remate de Álvaro Domínguez desde afuera del área y otra vez respondió Viera. Incluso, una llegada de Jair Iglesias, quien sacó un potente remate de pierna izquierda, pero volvió a atajar el arquero uruguayo que le puso un cerrojo enorme a su arco.

Junior, por su parte, no jugó bien. Careció de fuerza en la parte de arriba, de ideas, pero siempre tuvo la voluntad para quedarse con la victoria. Era un compromiso ganar para el conjunto juniorista, actual campeón, ya que luego de tres fechas no podía festejar. No podía ganar en el torneo.

Por eso, de tanto insitir y aprovechando que Cali se metió en su campo en los últimos diez minutos, llegó el gol de la victoria. Luis Páez aguantó bien la pelota y le pasó el esférico a Quiñones, quien definió como un gran delantero. El defensa, lateral izquierdo, definió con pierna izquierda y superó a Leandro Castellanos, quien había tenido una buena noche tras atajarle a Giovanni y a Gómez.

Junior prendió el Carnaval que también arrancó este viernes en Barranquilla. El campeón volvió al triunfo y eso era lo que le importaba al plantel y a su gente.

Por su parte, Deportivo Cali se fue con toda la amargura por la derrota. Pese a que jugó bien y mostró mejoría, no tuvo la definición necesaria para ganar en Barranquilla. Y lo peor, al final, cayó y se fue con las manos vacías.

No hay comentarios:

Publicar un comentario