Loading...

lunes, 18 de abril de 2011

De goles, puntos y abrazos


POR HUGO ILLERA, diario deportes

Después de transitar, por la calle de la amargura, en el primer tiempo, Junior encontró la resurrección a los 38 segundos del segundo tiempo. El gol de Carlos Bacca, gestado por G10vanni y Braynner, recompuso la historia de un partido que, en el primer tiempo, había sido pobre de solemnidad. En ese primer tiempo, se vio un fútbol que se asemejó más a un partido de rodillones o a un entrenamiento entre amigos. A partir del gol, comenzando la segunda parte, Huila tuvo que abrir el 4-4 defensivo, le dio los espacios que Junior sabe utilizar y, a partir de allí, el equipo rojiblanco trabajó a placer. Junior debía ganar y ganó. Así hubiera sido con autogol o penal. Eso no importa. Lo que importa es sumar y corregir sumando que es mucho mejor que corregir perdiendo. Entre otras cosas porque no hay muchos puntos, apenas 21.

=
Junior necesitará 15 puntos más de 21 que le restan. Para ser más elementales, deberá ganar 5 partidos de los 7 que le quedan. O ganar 4 y empatar 3. El principal escollo es que solo le quedan 3 partidos en casa y 4 por fuera y ya sabemos lo que le ha costado al equipo ganar puntos por fuera. Apenas hemos ganado 1 punto de 15. 1 empate y 4 derrotas.

=
Lo quieran o no, las tablas de Gallego han vuelto. Tal vez nos traigan malos recuerdos de la primera vez que Junior no pudo entrar a una final (por allá en 1990) pero, son de una realidad irrebatible.

=
Ahora, poco interesa jugar bien, regular o mal. Habrá que tragarse el sapo, como el de ayer en el primer tiempo, con tal de ganar y sumar. Sumar de a tres, que, de a uno, de nada nos servirá.

=
Ayer vimos, por fin, a los jugadores abrazándose con el DT Quintabani después de un gol. Me llamaba la atención que siempre lo hacía con el AT Juan Eugenio Jiménez. Después del primer gol de Carlos Bacca seguí con atención el festejo, de uno y otro gol y las cosas cambiaron.

=
Cuando Carlos Bacca terminó la jugada de gol, comenzando el segundo tiempo, se arrodilló, miró al cielo y dio gracias. Enseguida llegó Luís Carlos Ruiz y se abrazo a él. Luego se sumaron Víctor Cortés, César Fawcett, Braynner García, John Valencia, Jaider Romero y G10vanni Hernández. Justamente, y se nota en la grabación, por insinuación de G10vanni el grupo corre a abrazarse con el DT Quintabani y más tarde se sumó el AT Jiménez. Todos se abrazaron. Buen mensaje. Era que nunca se habían abrazado con su técnico y eso se notaba mucho. Después, vinieron los otros goles y más abrazos y festejos. Bien, eso es mostrar que están unidos.

=
Otra cosa notable fue ver al DT Quintabani de blue Jean y camiseta dirigiendo en la pista atlética. Después de las criticas que recibió por el partido en Itagüí, que Junior perdió 3x0, y en el que se guareció de la lluvia en el banco técnico mientras Carlos Mario Hoyos, que ya ganaba 3x0, se mojaba en medio del aguacero pidiéndole a sus dirigidos que no bajaran los brazos. El jueves, ante León de Huánuco, también lo había hecho acompañado, cuando lo necesitaba, del AT Juan Eugenio Jiménez.

=
Esas dos cosas, esos dos mensajes son buenos y cayeron bien en los aficionados. Es que para sumar y clasificar se necesitar estar unidos. Todos metidos empujando para el mismo lado.

=
La semana pasada le propuse (le pedí respetuosamente, más bien) a los aficionados que dejaran tranquilo a Quintabani. Ya no es hora de estar pidiendo cambios. El límite, si finalmente era cierto que los señores Char lo querían cambiar, era la novena fecha. Pero eso no pasó. Los Char respaldaron al técnico y punto. Ellos son los dueños y los que deciden. Y aunque, evidentemente lo que ven los Char y Quintabani es diferente a lo que hemos visto periodistas y gran público, ya no es hora de pelear sino de empujar, hasta donde nos de la posibilidad.

=
Ahora bien. No olvidemos que vienen dos compromisos de vivir o eliminar. El de Copa Santander Libertadores de América donde nos ha ido muy bien. Y el de Liga Postobón donde nos ido muy mal. Ambos compromisos se jugarán con la posibilidad inmediata de ganar y pasar. Si ganas en tercera ronda te acercarás a una semifinal en Copa. Si logras reunir los 15 puntos más estarás en las semifinales de la Liga. Preparémonos para ambas cosas y para ambos resultados. Ganar o perder pero apuntémosle a la luna que de pronto le pegamos a las estrellas.

=
Los tres goles, y los tres puntos, de ayer fueron un bálsamo para el espíritu juniorista pero esto es apenas el comienzo. Lo que viene es mas duro aún. No lo olvidemos…

No hay comentarios:

Publicar un comentario