Loading...

lunes, 4 de marzo de 2013

Junior mostró su peor cara

Junior vuelve a tropezar y ya acumula cuatro fechas sin conocer la victoria en la Liga Postobón I. El equipo rojiblanco cayó ayer 2-0 ante el Cúcuta Deportivo, en el estadio Metropolitano Roberto Meléndez. Los tantos del triunfo motilón fueron obra de Rodrigo Soria y Steven Mendoza.
Fue la versión más irregular del Junior en lo que va del semestre. Los dirigidos por Alexis García mostraron pocos argumentos ofensivos para hacerle daño a un Cúcuta ordenado en todas sus líneas, que aprovechó las desatenciones defensivas del local para llevarse un justo premio.
El inicio del juego mostró un partido parejo, pero poco atractivo para la retina del espectador. Los locales trataban de generar opciones a través del juego colectivo, aprovechando las descolgadas por las bandas de hombres habilidosos como Dayro Moreno y Édinson Toloza. Cúcuta, por su parte, mantuvo el orden en su área y se hizo fuerte en el centro del campo, donde bloqueó siempre los movimientos del equipo tiburón.
De un saque de banda nació el primer gol del encuentro. El volante uruguayo Mateo Figoli recibió una pelota por sector derecho, llegó hasta la última línea y levantó un centro preciso, para que Rodrigo Soria, libre de marca, cabecera y dejara estático al arquero Sebastián Viera. Un error infantil de los centrales del equipo rojiblanco propició la anotación.
Así como pasó ante el Chicó FC, Junior volvía a remar en contra de la corriente, con un marcador adverso desde los primeros minutos y un rival engrandecido anímicamente.
El primer tiempo dejó pocas acciones en los arcos. Junior solo se aproximó con un remate de Dayro Moreno, tras centro rastrero de Toloza, que se estrelló en la humanidad del arquero Luis Estacio.
EL técnico Alexis García movió sus fichas: sacó un volante de marca (Bryanner García) y metió a Vladimir Hernández. La idea era clara, darle acompañamiento a Edwin Cardona en el medio y proporcionarle al equipo más movilidad y chispa en el frente de ataque.
Segundo tiempo. La etapa complementaria, en su inicio, mostró un partido más atractivo, de ida y vuelta, dinámico, donde Junior mostraba intensiones serias de igualarlo. Pero la labor quedó en eso, en simples intenciones, porque al minuto 8 los locales recibieron un golpe anímico fuerte gracias a la expulsión de Jossymar Gómez. El equipo no bajó los brazos, pero sintió la ausencia del volante samario.
Junior tuvo el empate en dos acciones precisas. Primero en un remate de Edwin Cardona que besó el poste y luego con un disparo de media distancia de Dayro Moreno que se estrelló rebeldemente en el vertical.
Cúcuta mantuvo el orden, trabajó con la desesperación del rival y esperó pacientemente para dar la estocada final. Al minuto 33, el delantero Steven Mendoza, que acababa de ingresar, recibió una pelota en tres cuartos de cancha y sacó un fuerte remate que cogió mal parado a Sebastián Viera. Golazo y fin de la película.
El resto del juego fue de trámite para ambos equipos. No habían fuerzas mentales ni físicas para igualar las acciones.
Buen triunfo de un Cúcuta aplicado, que dejó en evidencia las fallas de un Junior que ya siente en el cuello la fuerte presión de los resultados.
Por William González Badillo
Twitter: @wigoSports

No hay comentarios:

Publicar un comentario