Loading...

lunes, 12 de septiembre de 2011

Comesaña se despide con derrota



Junior sin mucho espectáculo y con mayor efectividad, liquidó fácilmente al Pereira en ocho minutos. En el segundo tiempo los locales perdieron el control. Comesaña anunció que este lunes se reunirá con Federación. El descenso sigue latente.

“Comesaña, Comesaña, gritaron los Lobo Sur al comienzo del juego, y no era para menos, ya todos sabían que era su último partido como adiestrador del conjunto ‘Matecañas’, rumbo a La Selección Colombia; todo parecía que sería una despedida por lo grande, pero las cosas se dieron al revés.

Junior con un conjunto mucho más rápido, efectivo y un delantero que esta enchufado como lo es Víctor Cortés quien marcó los dos goles del triunfo, sin mostrar un fútbol descollante supo liquidar fácilmente a unDeportivo Pereira que en el segundo tiempo perdió la brújula por completo.

A parte de Cortés que fue la figura del cotejo de gran movilidad con rotación por los costados, Giovanny Hernández, merece un capítulo aparte, por seguir siendo el eje y armador talentoso del cuadro barranquillero, a pesar de que lo marcaron entre dos, es muy ágil mentalmente y mientras la pelota pasa por sus piernas es un pase gol fijo.

Con la derrota en caso 1-2 ante el Junior, el Pereira cede terreno y permanece a once puntos del América, en esa lucha titánica por el no descenso que mantiene al borde de un infarto a todos sus seguidores.

Sobre el juego los locales en la primera parte tuvieron el manejo del partido, recuperaron sin cansancio, hubo un control permanente sobre Giovanny Hernández, incuso apelando a la pierna fuerte y a los acostumbrados gritos de los aficionados.

Pereira nunca tuvo la profundidad clara, aproximándose apenas hasta los tres cuartos de cancha, salvo en los primeros minutos con el goleador ‘Matecaña’ Ezequiel Cano, quien ensayó frente al arco y sobre en minuto 40, marcó la única anotación de los dueños de casa, ilusionando a la tribuna sólo por poco minutos. Pereira tenía controlado el compromiso y todo parecía que el resultado estaría a favor de los dirigidos por Comesaña.

La segunda parte pareció como si le hubiera inyectado gasolina de avión a los de la visita, pues con el ingreso de Víctor Cortés y Vladimir Hernández le cambiaron el decorado por completo al juego; se vino el Junior encima con el manejo del diez barranquillero en el medio, y en sólo ocho minutos, entre el 48 y el 54, Cortés desequilibró la balanza para infortunio de los ‘Matecañas’, anotando los dos tantos de la victoria y de paso encaramándose en la tabla de artilleros de la Liga con 5 tantos.

Al Pereira le cayó como baldado de agua fría el primer tanto, y no se supo reponer, se cayó mentalmente, se partió entre la defensa y los delanteros, dejaron muchos espacios, que fueron bien aprovechados por los junioristas.

La visita se defendía con siete hombres, y contragolpeaba con velocidad, aprovechando la buena racha de su goleador, y los errores individuales de la zaga local, como el cometido por el lateral Machado, al observar como el “Curro” Cortés, hizo de las suyas y le marcó el segundo gol, en sus narices.

Se puede decir ‘Cheché’ Hernández regaló el primer tiempo por no arrancar con Cortés como inicialista, y en su lugar jugó con Bacca como único delantero, quien apenas tuvo dos opciones claras, en las que el meta local Zapata se ganó los aplausos por sus acertadas intervenciones ahogando el grito de gol; al mismo tiempo Vladimir tuvo una opción, que evitó el meta ‘Mateñaca’.

Pereira en medio del desespero por empatar el cotejo, sin mayores alternativas, en sus suplentes y en el juego táctico, comenzó a tocar más hacia los lados, con ‘Totono’, Barahona y Cano, por momentos se vio saliendo a Machado por su corredor derecho, sin la fórmula mágica para alcanzar la paridad, pues la defensa visitante supo responder a la necesidad; lo único que se rescata fue el remate a pocos metros de Elvis González que sacó el arquero Viera, de forma magistral.

Fue tal el desespero en los minutos finales que entre los aficionados se alcanzó a escuchar la presión de la barra brava Lobo Sur, quienes entonaban cánticos fuertes de reclamo “movete Pereira, movete, movete, deja de joder”.

Así pues se cierra el capítulo de Julio Comesaña, dejando al Pereira en la cuerda floja y con la misma necesidad, salvar el descenso.

No hay comentarios:

Publicar un comentario